Escucha esta nota aquí

El Comité Pro Intereses de Tarija ratificó hoy la emergencia sanitaria ambiental y acordó con las instituciones locales solicitar una audiencia al presidente Luis Arce para que se comprometa a  gestionar un financiamiento destinado a la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales.

La decisión fue asumida por el colapso de las lagunas de oxidación, donde se evacúan heces fecales, en la zona de San Luis, que se convirtió en un foco de contaminación en la parte sur de la capital tarijeña y de las aguas del río Guadalquivir.

"Vamos a solicitar una audiencia al presidente Luis Arce para que reciba a una alta comitiva de Tarija y se comprometa a conseguir el financiamiento para construir una planta de tratamiento de aguas residuales. Se va pedir que él fije fecha y el lugar de la reunión", afirmó el presidente del Comité Pro Intereses, Adrián Ávila.

El dirigente cívico indicó que urge la construcción de esa obra para frenar la contaminación ambiental.

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Servicio de  Agua y Alcantarillado de Tarija (COSAALT), Eduardo Castellanos, dijo que el presidente Arce tiene que escuchar y atender la demanda regional.

"La emergencia sanitaria ambiental es una realidad y el Gobierno debe acceder al pedido. Esta es una lucha de todos los tarijeños y no de un sector político ni de un grupo, es de todos", expresó Castellanos.

Se estima en Bs 500 millones la construcción de la megaplanta de tratamiento de aguas residuales en la zona de San Luis aledaña a la margen izquierda del río Guadalquivir.

Castellanos reafirmó que se debe solucionar el problema ambiental porque es una amenaza para la salud pública en la parte sur de la ciudad y no puede seguir con esa contaminación que data de varios años.



Comentarios