Escucha esta nota aquí

Después de dos meses de los primeros casos de coronavirus en el país, los departamentos de Tarija y Chuquisaca lograron contar con laboratorios regionales de biología molecular, que permitirá incrementar el número de pruebas de Covid-19 y agilizar el diagnóstico de infectados de coronavirus.

El departamento de Tarija, que esperaba hasta nueve días los resultados de las pruebas que enviaba al Cenetrop de Santa Cruz, puso en funcionamiento este lunes un laboratorio de biología molecular, con equipos adquiridos por la Gobernación, que el lunes fue reforzado con otro equipo entregado por el Gobierno nacional, gracias al apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Esto permitirá procesar 300 pruebas diarias, distribuidas en tres rondas, algo que llena las expectativas de las autoridades sanitarias si se toma en cuenta que hasta la semana pasada, por día se conocían los resultados de solo 15 casos.

La Gobernación de Tarija emitió ayer un comunicado para informar la buena noticia. “El Servicio Departamental de Salud informó que ya entró en funcionamiento el equipo de laboratorio entregado por el Gobierno nacional, que fue donado por el PNUD. Con esto Tarija cuenta con dos equipamientos que trabajan de manera autónoma y paralela, duplicando la capacidad de procesamiento de las muestras para detectar casos de Covid-19”, dice parte del comunicado difundido a través de las redes sociales.

El gobernador de ese departamento, Adrián Oliva, hizo conocer que el Gobierno departamental en un esfuerzo necesario adquirió un equipo alterno de laboratorio de pruebas PCR para Covid-19, que entró en funcionamiento el lunes con pruebas al personal de sala y que ayer fue reforzado con el equipo entregado por el representante presidencial y ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

Chuquisaca es otro departamento que ya dispone de un laboratorio de biología molecular PCR, que fue instalado en el hospital de Lajastambo, designado como Covid número 1. Su capacidad es de al menos 100 pruebas diarias.

El embajador de Ciencia y Tecnología de Bolivia, Mohamed Mostajo, fue el encargado de entregar este equipo que está en funcionamiento. “Las pruebas moleculares en Chuquisaca se han hecho, los equipos moleculares están calibrados, funcionando, se los ha dotado de reactivos y hemos trabajado con el personal para que estén capacitados”, aseguró Mostajo.

El asesor del Gobierno explicó que la máquina funciona por ciclos y en cada ciclo puede procesar hasta 94 pruebas, más dos controles, uno negativo y otro positivo que se ponen. Aseguró que el Gobierno calcula que la máquina podría realizar dos ciclos por día y si se optimiza el personal de salud podría realizarse hasta tres a cuatro ciclos día, en caso de ser necesario.

Asimismo señaló que los reactivos están previstos para dos semanas y en caso de ser necesario tienen que hacer el pedido de acuerdo a las proyecciones que se tenga; el Gobierno se compromete a proveer los reactivos necesarios pero es potestad de la Gobernación y de los municipios proveer los reactivos adicionales, según las palabras de Mostajo.

Mostajo también informó de que el pasado sábado se hicieron las pruebas preliminares para la habilitación de un laboratorio de Beni y que también se está terminando de calibrar un laboratorio en el hospital de El Remanso, con lo que Santa Cruz contará con dos laboratorios.

Oruro y Potosí esperan

En Oruro, las autoridades y los miembros del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) dieron al Gobierno un plazo de 48 horas, que se cumplió ayer para que se ponga en marcha el laboratorio ofrecido por el Gobierno y que estaba previsto para finales de abril. Caso contrario, no descartan analizar si asumen medidas de presión.

De acuerdo con el alcalde de Oruro, Saúl Aguilar, la traba está principalmente en la falta de reactivos, situación que llevó al Gobierno Municipal a buscar la forma de adquirirlos por cuenta propia, pero esto no ha sido posible porque las empresas proveedoras precisan de una certificación del Ministerio de Salud.

De igual forma, Potosí sigue esperando poder analizar sus muestras sin que estas sean enviadas a otras regiones. Se estima que el laboratorio potosino funcione a partir del 20 de mayo y tenga una capacidad para realizar hasta 180 pruebas diarias, según el diario El Potosí. 

Además de los laboratorios de Tarija y Chuquisaca, los otros que operan en el sistema público nacional son: el Cenetrop de Santa Cruz, el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) de La Paz, el laboratorio del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba. Solo el Cenetrop procesa más de 500 muestras por día.