Escucha esta nota aquí

La Fiscal Departamental de Tarija, Carla Oller, informó que, en audiencia de juicio oral, el Ministerio Público demostró que el teniente Vladimir Herrera Medina de 36 años de edad, oficial de la Unidad Móvil de Patrulla Rural (Umopar), es autor del feminicidio de la cabo Janeth A.R. de 27 años, a quien quitó la vida con un arma de fuego, por lo que el Tribunal de Sentencia Primero emitió condena de 30 años de cárcel sin derecho a indulto en el recinto penitenciario de San Pedro en la ciudad de La Paz.

“Durante el desarrollo de la audiencia del Ministerio Público ofreció pruebas consistentes en el protocolo de autopsia médico legal que establece la causa de la muerte, acta de inspección y reconstrucción de los hechos, dictamen pericial balístico que demostró la clase de proyectil y el tipo de arma que fue utilizada para cometer el delito, dictamen pericial de informática forense, entre otros elementos que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que determinó la máxima pena por este delito” dijo Oller.

Según los antecedentes, el 21 de septiembre de 2018 aproximadamente a las 21:40, personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), se constituyó en el Hospital Básico de la ciudad de Villa Montes, para verificar la existencia de un miembro de la policía herida con un arma de fuego a la altura de la cabeza cuando desempeñaba sus funciones.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Fiscalía y mediante las pericias realizadas al celular de la víctima, se determinó que esa noche el teniente Herrera y la cabo Jhanet se encontraban en una comunidad distante a 40 km de la ciudad de Villa Montes esperando una carga de sustancias controladas para realizar un “volteo” de droga; es decir, quedarse con las sustancias, pero en ese momento el teniente Herrera disparó con un arma de fuego no reglamentaria sobre la humanidad de la cabo Jhanet.

Por su parte, la fiscal de materia, Bertha Bravo, informó que los motivos por los que el teniente habría quitado la vida a Jhanet se desconocen; sin embargo, el acta de la autopsia realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), certifican que Jhanet A.R. murió por trauma craneoencefálico provocado por proyectil de arma de fuego y shock hipovolémico.