Escucha esta nota aquí

En los actos oficiales de la efeméride de Beni, otra vez la wiphala fue protagonista. Este 18 de noviembre en la ciudad de Trinidad parlamentarios de la oposición pidieron que se retire este símbolo de uno de los mástiles de la plaza principal, porque según ellos no representa a los benianos.

Al no poder hacerlo, solicitaron que se coloque la bandera del Patujú, una insignia que representa a los pueblos del oriente boliviano. “Lo que pasa es que el MAS se quiere imponer en todos lados, por eso nosotros protestamos y le dijimos que si no se izaba la del Patujú tampoco se izaría la wiphala”, afirmó a EL DEBER, Prisila Dantes, diputada por Comunidad Ciudadana.


Estas eran las banderas que inicialmente estaban en los mástiles de la plaza principal de Trinidad

El incidente rememora un suceso similar ocurrido el pasado 24 de septiembre en Santa Cruz de la Sierra durante los actos oficiales por el aniversario de este departamento, con la diferencia que en la capital cruceña se opusieron a la iza de la wiphala autoridades locales (en Beni el alcalde y el gobernador dieron luz verde).

Pero las fricciones no solo se generaron por las banderas. Personal de Gobierno impidió a los periodistas trinitarios que cubran el acto desde la parte frontal, donde sí estaba Bolivia Tv. La explicación de un personal del Estado es que "televisión boliviana se ve a escala internacional".

Marcial Ribero, un periodista local, increpó a los emisarios del Gobierno porque no lo dejaron ubicarse al lado del personal de la televisora estatal. “Les dije que cómo era posible que siendo periodistas de Beni, nos saquen a la parte de atrás y no podamos estar de frente, igual que el canal oficial”, se quejó Ribero en contacto con EL DEBER.

Otros comunicadores de Trinidad consultados por este medio sobre el incidente, afirmaron que algunos prefieren no cubrir los actos del Gobierno porque “nos discriminan y para que estemos renegando mejor no vamos”, dijo un periodista independiente, que prefirió guardar su nombre en reserva.

La ceremonia oficial por el 179 aniversario de Beni fue resguardada por un importante personal policial y militar para evitar incidentes. Ayer se registró un altercado con Carolina Ribera, hija de la expresidenta Jeanine Áñez, que con un cartel protestaba y gritaba a las autoridades que dejen libre a su madre, presa desde marzo de este año, por el caso del supuesto ‘golpe’ de Estado.


Comentarios