Escucha esta nota aquí

The Intercept, un medio con orientación de izquierda, publicó este jueves un amplio artículo en el que señala haber accedido a audios y documentos que dan cuenta de un supuesto plan para impedir que Luis Arce Catacora tome el mando de Bolivia. Esta publicación, de la que se hacen eco medios nacionales como Página Siete y La Razón, indica que identificó al exministro de Defensa, Fernando López, de ser parte de la tramoya para boicotear el retorno del Movimiento Al Socialismo (MAS).

"En una de las grabaciones filtradas, una persona identificada como el ministro de Defensa boliviano dijo que estaba "trabajando para evitar la aniquilación de mi país". Las fuerzas armadas y el pueblo tenían que “levantarse”, agregó, “y bloquear una administración de Arce. Las próximas 72 horas son cruciales '", se lee.

Este medio sostiene que parte del plan incluía a Estados Unidos, país de donde saldría el armamento y personal entrenado para generar un supuesto "golpe de Estado". "Varios de los conspiradores discutieron el envío de cientos de mercenarios extranjeros a Bolivia desde una base militar estadounidense en las afueras de Miami. Estos unirían fuerzas con unidades militares de élite bolivianas, escuadrones de policía renegados y turbas de justicieros en un intento desesperado por evitar que el mayor movimiento político del país regrese al poder", indica en otra parte de Intercept.

La más larga de las grabaciones, señala la publicación, es una llamada telefónica de 15 minutos con una persona que The Intercept identificó como Luis Fernando López, el exministro de Defensa del gobierno de Jeanine Áñez. En la llamada López, supuestamente, conversa con un exadministrador civil del Ejército de los Estados Unidos, Joe Pereira.

"La grabación comienza en mitad de la conversación, con el hombre identificado como López diciendo: 'Los armamentos y otros equipos militares obviamente son muy importantes para reforzar lo que estamos haciendo'. 'El alto mando militar ya está en conversaciones preliminares”, continúa. 'La lucha, el grito de guerra, es que (el MAS) quiere reemplazar a las fuerzas armadas y policías bolivianos por milicias, cubanos y venezolanos. Ese es el punto clave. Ellos (la policía y las fuerzas armadas) van a permitir que Bolivia se levante nuevamente y bloquee una administración de Arce. Esa es la realidad'. López sugiere además que el comandante de las fuerzas armadas 'ya' está reflexionando sobre un golpe de Estado preventivo y será quien 'inicie la operación militar'”, escriben Laurence Blair y Ryan Grim, los autores del artículo The Intercept.

El diario EL DEBER intentó tomar contacto con el exministro López para conocer sus comentarios respecto al polémico artículo, pero hasta el momento de esta publicación no fue posible.

Comentarios