Escucha esta nota aquí

Después de cinco días de bloqueo en las rutas del país, los actores políticos decidieron convocar a distintos sectores para entablar una gran mesa de negociación similar a la de noviembre de 2019.


El vicepresidente de la Cámara de Senadores, Omar Aguilar, adelantó que el diálogo puede encaminarse si todos los sectores bajan los decibeles de las amenazas que lanzan a diario. Pero hasta el momento, ninguno de los grupos en conflicto aceptó la convocatoria y la paz parece lejos de encaminarse.

Hemos invitado a los organismos internacionales, la Iglesia, los partidos con representación parlamentaria, los sectores movilizados y al propio Tribunal Supremo Electoral (TSE) a sentarnos y dialogar, encontrar una solución sobre las demandas que tienen y traducir en un proyecto de Ley que la Asamblea puede aprobar en 24 horas”, dijo el senador del MAS.


Su colega legislador, el diputado Gonzalo Barrientos, dijo que, como el MAS tiene la mayoría en el parlamento, fácilmente puede aprobar una ley y recordó que fue este mismo partido que aprobó la última Ley de Convocatoria a Elecciones y la sancionó sin consultar a nadie.


“Los que organizan los bloqueos son diputados y senadores del MAS, si quieren modificar la Ley, está en manos de los mismos bloqueadores. El Ejecutivo ya hizo conocer en su momento que respeta la ley sancionada que los responsables como Carlos Mesa o Tuto Quiroga asuman su responsabilidad”, advirtió Barrientos.


Descartó que su partido participe de una mesa de negociaciones con los sectores movilizados porque, en su criterio, ya se mancharon las manos de sangre al no permitir el paso de oxígeno a ciudades como La Paz y Oruro.


Las demandas


La presidenta del Senado, Eva Copa recordó que, en este momento, no existe ninguna posibilidad de realizar las elecciones el 6 de septiembre y que por eso se debería realizar una mesa de negociación que dirima la nueva fecha.


A la principal demanda de realización de elecciones, esta mañana, el exlíder de los campesinos ponchos rojos, Felipe Quispe “Mallku”, emitió un pronunciamiento, en ese documento no solo piden elecciones, sino la renuncia de la presidenta Jeanine Añez. Quispe está seguro que el bloqueo que empezaron el martes, en el sector que bloquea el paso hacia Perú, irá masificándose en los siguientes días e insistió en que la ciudadanía debería abastecerse.


Solo el TSE


Los legisladores del MAS opinan que solo debieran participar estos sectores, porque el propio Gobierno dijo que el conflicto se originó con la decisión del TSE de postergar las elecciones y por tanto el Ejecutivo quedaría al margen.


Aguilar cree que, si la invitación es aceptada, se podrían reunir el mismo fin de semana para zanjar todo el problema, “porque los sectores creen que si el TSE postergó la fecha, sin una ley vigente, entonces no hay seguridad de que antes del 18 de octubre, fecha fijada por el ente electoral, se de una nueva fecha. Por eso vemos la insistencia de un acuerdo que se traduzca en una Ley que garantice los comicios.


Lamentó que el embajador de NNUU esté en España, aunque confía en que se deleguen a diplomáticos que puedan acudir a una negociación.


En el caso de la Iglesia, expresó su pesar por el fallecimiento de monseñor Eugenio Scarpellini, que fue uno de los protagonistas de los diálogos de paz en noviembre de 2019.


La Federación de Asociaciones Municipales (FAM), urgió al TSE a convocar a una nueva mesa de diálogo con los sectores movilizados. A través de una carta pidió que se concerte una fecha de elecciones y de ese modo finalice el conflicto.


Los cobistas


Los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y del denominado Pacto de unidad denunciaron que el Gobierno alista una represión contra los sectores que bloquean al menos 70 puntos en el país y alertaron que acudirán a la justicia internacional para hacer valer el derecho a exigir los comicios.


El Gobierno los acusó de impedir el paso de ambulancias y cisternas con oxígeno a distintas ciudades y provocar la muerte de varias personas. En el informe que prestó Virgilio Prieto ante la OEA habló de 31 fallecidos por falta de oxígeno.


Los movilizados rápidamente instruyeron a los bloqueadores dejar pasar todos los insumos médicos que enfrentan el coronavirus en el país.


En conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que identificaron 60 puntos de bloqueo y que partirían al desbloqueo, “en cualquier momento”.


En la mañana hubo una refriega entre bloqueadores y policías en la ciudad de El Alto, en el peaje de la autopista; la Policía despejó el lugar, pero duró muy poco.