Escucha esta nota aquí

Para evitar un posible amotinamiento como el que sucedió el lunes en la cárcel de Palmasola en Santa Cruz, la Policía de Beni toma previsiones para reforzar la seguridad en el penal de Mocoví, en Trinidad, aunque por el momento se reporta que existe calma entre los internos.

 De acuerdo con el reporte, hay una coordinación para que las autoridades de salud ingresen al penal para realizar evaluación a quienes presentan síntomas de enfermedades respiratorias. 

El comandante policial de Beni, Walter Gómez, informó que en el penal están destacados 60 uniformados que resguardan el recinto que alberga poco más de 400 internos y que hay un contingente atento a cualquier llamado, aunque, subrayó, por el momento la situación es de calma entre los internos.

Por su parte, la directora de Régimen Penitenciario, Blanca Gómez, aclaró que hasta el momento se presentaron casos de dengue y de enfermedades respiratorias entre los internos. Sin embargo, aseveró que fueron habilitados dos espacios de aislamiento en el penal: uno para quienes pudieran presentar síntomas de coronavirus y otra para que los internos nuevos estén aislados por 14 días antes de ingresar.

El coronel Alvis señaló, por otra parte, que en el ingreso al penal hay una cámara de desinfección. Además, los policías fueron dotados con implementos de bioseguridad entregados por los tres niveles de Estado.