Escucha esta nota aquí

Ronco y con clara pérdida de peso el ex presidente, Evo Morales, dejó la clínica Los Olivos en Cochabamba después de estar dos semanas internado por Covid-19. “Es fregadito, yo diría fregadito”, dijo el exmandatario al calificar la lucha que le tocó librar contra el virus.​

“Una junta médica estableció que salí de este problema, estoy casi convencido de que cuando uno se propone, se puede salvar la vida”, dijo en la conferencia de prensa que convocó en ese centro clínico privado.

El 12 de enero, se filtró la información de que Morales padecía de Covid y  fue internado en la clínica Los Olivos de Cochabamba. Al día siguiente en horas de la mañana, el propio Morales negaba que portaba el virus y culpó "a la derecha”, de hacer circular esos rumores. Pero en horas de la noche se confirmaba su caso y recién admitió que padecía la enfermedad.

Conferencia de 10 minutos

En la conferencia de prensa, que duró unos 10 minutos, habló en voz baja y pausado, pero el exmandatario subrayó que se encuentra bien, que su estado de ánimo es bueno y eso es clave para vencer a la enfermedad.

Cuando se le consultó por qué había indicado que no tenía coronavirus, Morales sostuvo que él no sabía, que en los primeros días no perdió el sentido del olfato, ni del gusto, sino que tenía tos, cansancio y dolor de cabeza.

Durante su internación, Morales dijo entender que este es un problema mundial y que en este momento es la vida antes que la política, que es la vida y no la actividad orgánica sindical.

“Voy a mi casa para recuperar mis pulmones, haré fisioterapia y los médicos dijeron que no puedo tener contacto con nadie”, explicó Morales y reiteró el agradecimiento por las atenciones recibidas, por los llamados y las oraciones de distintas iglesias.

Quiere donar su plasma

Los médicos indicaron que Morales se recuperó de la insuficiencia respiratoria, y que no tiene daños en sus pulmones, que lo llevó a ser internado y fue dado de alta luego de que dio negativo en las pruebas de Covid-19.

Los médicos le recomendaron descansar por dos semanas en un espacio independiente y no recibir visitas mientras dura su recuperación plena.

Cuando se preguntó si el expresidente puede ser donador de sangre, los especialistas indicaron que antes se debe hacer un estudio; mientras que Morales subrayó que si los médicos lo autorizan donará su plasma.

Mira la conferencia de prensa:


Comentarios