Escucha esta nota aquí

La Defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, instó a Rafael 'el Tata' Quispe a actuar con mesura en momentos en los que Bolivia se encuentra polarizada y en pleno asentamiento del nuevo Gobierno, por que lo sugirió no entrar en el terreno de la provocación.

Las declaraciones de Cruz se dan después de un acto legítimo de Quispe: ingresar a la Plaza Murillo y hacer declaraciones a la prensa. El ahora exviceministro de Descolonización se encontraba conversando con los medios de comunicación, cuando un grupo de personas afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) lo insultaron y agredieron como muestra de rechazo ante su presencia en un lugar público. El hecho quedó registrado por las cámaras.

"Lo que hemos visto en el video resulta en hechos de violencia, pero aquí hay que señalar que también el señor Rafael Quispe tiene que actuar con mesura, en este momento todavía el país se encuentra polarizado y generar actos de provocación para tener respuestas tan violentas, pues tampoco resulta responsable”, apuntó Cruz en entrevista con la Red Uno.

Sin embargo, a través de las redes sociales, la Defensoría manifestó que se condenan las agresiones verbales y físicas en contra del Tata, además de ser expulsado de la Plaza Murillo por grupos afines al masismo.

Además, periodistas también fueron agredidos y amenazados en el mismo lugar, mientras cumplían con su labor. "Exigimos a las instancias que corresponden a garantizar el respeto a la labor de los trabajadores de la prensa, lamentamos la pasividad de la Policía Boliviana", manifestaron desde esta entidad pública.

Cruz pidió a la ciudadanía ser tolerante y censuró todo tipo de violencia. “No podemos ser intolerantes como se ha sido durante un año”, remarcó, a tiempo de pedir a Quispe que no es un momento prudente para que se de este tipo de actos.

No obstante, la agresión queda como antecedente, al igual que otros hechos en los que afines al MAS mostraron su hostilidad contra los propios funcionarios públicos. A Quispe, que se declaró candidato a Gobernador por La Paz, no le devolvieron el sombrero que le arrebataron, aunque las cámaras identificaron nítidamente al sujeto que le arrebató esa prenda.