Escucha esta nota aquí

El Movimiento Demócrata Social (MDS), que se alió a Juntos, para candidatear a Jeanine Áñez a la Presidencia de Bolivia 2020-2025, valoró la actitud de la Jefa de Estado, de renunciar a su candidatura y abogó por la unión de los votantes, en las Elecciones Generales del 18 de octubre.

“Siempre hemos apoyado la idea de la concertación y de la unidad; y por eso, para los Demócratas, la renuncia de la candidata, para evitar la dispersión, sólo puede ser interpretada y entendida en términos de la construcción de la unidad de los votantes, toda vez que no ha sido posible la unidad de los candidatos”, manifiesta un comunicado del MDS.

La sigla política fue fundada por el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, de una línea conservadora. A fines de 2019, el MDS participó con la Alianza Bolivia Dice No, en las Elecciones del 20 de octubre, que postuló como candidato a la Presidencia, a Óscar Ortiz Antelo. Durante 2020, estuvo al lado del Gobierno y la candidatura de Áñez y Doria Medina.

“Los demócratas hemos participado en la Alianza Juntos para apoyar la candidatura de la Presidenta y entendemos que, tras la renuncia, cada organización debe orientar o no libremente el voto de sus militantes y simpatizantes. Estamos convencidos que, tanto los ciudadanos como los líderes de los partidos, sabrán asumir la responsabilidad que les corresponde en este momento y actuarán como nuestra Presidenta, anteponiendo la patria, a las aspiraciones de los partidos y de los líderes”, señala el comunicado.