(VEA EL DOCUMENTO) La expresidenta llamó a sus abogados antes de ser llevada al centro médico. Consideran que la remitieron para que se realice los exámenes cardiológicos que sugirió el IDIF

11 de agosto de 2021, 12:48 PM
11 de agosto de 2021, 12:48 PM

Jeanine Áñez fue trasladada antes del mediodía de este miércoles al Hospital del Tórax de La Paz. La expresidenta informó a sus abogados sobre el hecho mediante una llamada desde el teléfono público de la cárcel de Miraflores, donde guarda detención preventiva.

“Ella me llamó, me dijo que la trasladaron al hospital y no sabemos por qué. Ella se comunicó del teléfono público, yo intuyo que sea para el análisis cardiológico”, dijo a EL DEBER uno de los juristas que la representa, Alaín de Canedo.

Ayer el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) realizó la valoración de la exmandataria y solicitaron que sea atendida en un hospital por sus problemas cardíacos. Debe ser sometida a varios exámenes.

La “tarjeta de salida de emergencia” del recinto penitenciario indica que la exjefa de Estado será sometida a una valoración cardiológica y deberá retornar inmediatamente concluyan las pruebas.

Autorización de salida:

Carolina Ribera, hija de la exmandataria, confirmó el traslado e indicó que las autoridades penitenciarias no comunicaron nada a los familiares y abogados. El operativo fue realizado de forma rápida y en medio de fuertes medidas de seguridad.

Áñez permanece tras las rejas desde el 15 de marzo y afronta varios procesos, como el supuesto “golpe de Estado”, caso gases lacrimógenos y otros. A inicios de mes se amplió su detención preventiva por seis meses más, hasta febrero de 2022.

En abril ya se informó sobre sus problemas de salud y en junio llegó a descompensarse, en medio de un prolongado interrogatorio; en ese entonces presentó una subida de su presión arterial, alteración del ritmo cardíaco y espasmos musculares.