Escucha esta nota aquí

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) aprehendieron a tres enfermeras del centro de salud Los Almendros, de Guayaramerín en Beni, acusadas de estar involucradas en el hurto de las 500 vacunas contra el Covid-19, que posteriormente fueron devueltas por dos encapuchados.

“Hay personas aprehendidas y nosotros las vamos a poner a disposición de un juez cautelar”, informó el fiscal Javier Colque a los medios locales de Beni.

La captura de las personas implicadas se dio al finalizar la jornada del viernes, luego de que la Felcc y la Fiscalía continuarán con las investigaciones por las dosis desaparecidas. La audiencia cautelar de las sindicadas será de manera virtual, pero aún se desconoce la hora, sin embargo, el juez tiene un plazo de 24 horas para programar la audiencia tras la imputación.

Por su parte, el coordinador de la Red de Salud 08 de Guayaramerín (Beni), Maicol Borches, informó a EL DEBER que las tres imputadas son mujeres que trabajan en el centro Los Almendros, de donde se perdieron las vacunas.

“Las tres personas trabajan en el centro de salud, dos son enfermeras y una es auxiliar de enfermería. Ellas estaban a cargo de la custodia de las vacunas”, explicó.

Borches dijo desconocer los detalles de la investigación, pues el Ministerio Público está llevando a cabo la toma de declaración de las acusadas, pero confirmó que los delitos por los cuales están siendo procesadas son hurto y atentado contra la salud pública.

Vacunas desaparecidas

Las 500 dosis fueron entregadas al centro Los Almendros el miércoles y el jueves por la mañana el personal de salud se percató de que habían desaparecido. Las vacunas estaban custodiadas por una enfermera, que es la encargada del PAI (Programa Ampliado de Inmunización).

Tras conocer de este hecho, Borches presentó una denuncia ante la Felcc. El jueves por la noche, las vacunas fueron dejadas afuera del centro de salud por dos encapuchados que se dieron a la fuga.

La caja que contenía el lote de vacunas estaba sellada por lo que los agentes de la Felcc junto el fiscal asignado al caso y el coordinador de la Red de Salud 08 de Guayaramerín realizaron el conteo y verificaron que se encontraban las 500 dosis perdidas.

“Están las 500 dosis que desparecieron, es decir no falta ni una, pero no sabemos si mantuvieron la cadena de frío y eso es lo que nos preocupa”, dijo Borches.

Esas vacunas estaban destinadas para inmunizar a las personas mayores de 60 años y con enfermedades de base de la zona fronteriza con Brasil. Pero, al no saber en qué condiciones estuvieron durante el tiempo que desapareció el lote las dosis ya no serán utilizadas, confirmó el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas.

A su vez, la vacunación continúa en Guayaramerín, en siete centros de salud, donde también recibieron de a 500 dosis.

Comentarios