Escucha esta nota aquí

Claudia Marcela Castro y Orlando Rojas Alcón, dos jueces de Instrucción que anularon un proceso penal contra Evo Morales y su entorno, además de enviar a prisión a dirigentes cocaleros de Los Yungas, fueron designados por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como vocales del tribunal departamental de La Paz, mientras permanecen más de 40 acefalías en todo el país.


El TSJ, a través de su página web hizo conocer de la designación de solo seis de 42 vocales en el país, dejando en suspenso la elección de autoridades mientras el Consejo de la Magistratura emita una ampliación de la convocatoria, ante cuestionamientos de acefalías y retardación de justicia.


Además de los abogados Félix Orlando Rojas Alcón y Claudia Marcela Castro Dorado, fueron elegidos para La Paz: José Luis Mamani Moya y Ramiro Julio Ariel Blanco Fuentes.


El TSJ también eligió como vocales: para Oruro a Eve Carmen Mamani Roldán y para Potosí, Yacira Yarusca Cardozo Calizaya.


Claudia Castro


El 31 de octubre de 2020, poco después de la victoria del MAS en las elecciones, la jueza Tercero Anticorrupción y de Materia Contra la Violencia a la Mujer, Claudia Castro concedió una acción de libertad que había planteado el exministro, Juan Ramón Quintana.


Dos horas después convocaba a otra audiencia donde también otorgó la tutela al dirigente campesino, Faustino Yucra, vinculado a un video con Evo Morales sobre cercar Santa Cruz para que no lleguen alimentos.


Después de tres semanas, el 20 de noviembre, dirigió otra audiencia en suplencia de uno de sus colegas y otorgó detención domiciliaria a la exministra Nemesia Achacollo, acusada por el caso Fondo Indígena.


Tres días después, la misma autoridad levantó la detención domiciliaria que pesaba en contra del excomandante de la FAB, general, Celier Aparicio Arispe Rosas. Había pasado tres días y el 26 de noviembre, Castro resolvió suspender y archivar la investigación contra el expresidente Evo Morales, el exvicepresidente Álvaro García Linera y los exministros Héctor Arce, Carlos Romero y Juan Ramón Quintana por el caso fraude electoral.


Orlando Rojas   


Su colega Orlando Rojas en agosto de 2018 envió a prisión al dirigente cocalero, Franclin Gutiérrez y lo mantuvo en el penal de San Pedro por más de un año. El 14 de noviembre de 2019, cuando Evo Morales dejó el poder, el mismo juez decidió la libertad de Gutiérrez.


Pero esta autoridad también decidió la prisión para el otro dirigente de Adepcoca, Sergio Pampa, que se opuso al grupo de cocaleros afines al MAS. Pampa fue enviado a prisión en octubre de 2019 y luego liberado en noviembre del mismo año, curiosamente cuando Evo Morales ya no estaba en el poder.


Desde el 4 de junio, cuando se dejó sin efecto la elección de vocales en el TSJ, no hay más designaciones pese a la existencia de listas remitidas por el Consejo de la Magistratura al máximo tribunal judicial del país.  



Comentarios