Escucha esta nota aquí

Este miércoles 28 de octubre, a las 10:00, está previsto el acto de entrega de credenciales a los dos mandatarios electos, Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes como presidente y vicepresidente, respectivamente. Los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), serán los encargados de entregar los documentos oficiales.


La entrega de credenciales se oficializó desde el 16 de enero de 2006 cuando Evo Morales fue el primer presidente en recibir ese documento. Antes de esa fecha ningún presidente recibió una credencial porque se elegían en el viejo Congreso, después de los acuerdos políticos que realizaban los partidos.


En 2005, cuando Morales ganó esa elección con 53,7 % de los votos, se organizó por primera vez una entrega de credenciales a los presidentes electos, porque hasta esa fecha ningún candidato había alcanzado la mayoría de los votos, tal como mandaba la Constitución Política del Estado (CPE) vigente en ese tiempo y el desparecido Código Electoral.


De ese modo, el 16 de enero de 2006 la CNE organizaba por primera vez un acto similar al que se producirá este miércoles y estarán en el mismo escenario, el auditorio del Banco Central de Bolivia (BCB), que desde entonces fue utilizado para ese mismo acto, cada cambio de periodo constitucional


Paradójicamente ese acto tuvo como autoridades electorales a dos de los actores que mañana estarán de nuevo en la testera, Salvador Romero Ballivián y Óscar Hasenteufel. En ese entonces Hasenteufel era presidente de la desparecida Corte Nacional Electoral (CNE) y fue el encargado de entregar las credenciales. Romero Ballivián había sido designado durante el gobierno de Carlos Mesa.


Para este año, el binomio masista logró el 55,11% de los votos en las elecciones del 18 de octubre, lo que los convierte en la primera fuerza y con derecho a recibir las credenciales del TSE.