Escucha esta nota aquí

El candidato presidencial de Libre21, Jorge Tuto Quiroga, le recordó este domingo a su adversario político, Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), que el expresidente Evo Morales fue quien decidió volver a llamar a elecciones generales, luego del informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) que sugería una nueva votación de la primera ronda.

Quiroga hizo esas aclaraciones, respondiendo al candidato del MAS, que el sábado insistió en que el 20 de octubre de 2019 no hubo fraude electoral.

“El cajero del despilfarro masista, niega fraude electoral 2019. Arce: Evo Morales, el 10 de noviembre, pidió que se anule (el) fraude, que se convoque a nuevas elecciones y se elija (un) nuevo TSE (Tribunal Supremo Electoral)”, escribió este domingo en su cuenta de Twitter.

Al mismo tiempo, recordó que la bancada del MAS, el 24 de noviembre, aprobó esa anulación, llamó a nuevos comicios y dio validez a los resultados del 21F, cuando el 21 de febrero de 2016, un Referéndum Constitucional definió que Morales no participe nuevamente como candidato.

“Por eso eres ahora candidato”, le dijo Quiroga a Arce.

Arce insiste en que no hubo fraude

Luis Arce, exministro de Economía en el Gobierno de Evo Morales, ahora candidato presidencial, aseguró en el programa “El Alto Decide”, de UPEA Televisión, que no hubo fraude electoral el año pasado.

“Luego de ver varios estudios e informes posteriores de la propia Organización de Estados Americano (OEA) y de varias universidades prestigiosas, no hubo fraude electoral. Lo que sí hubo fue un golpe de Estado que se perpetuó en Bolivia”, manifestó en el programa.

Antecedentes

El 10 de noviembre de 2019, el entonces, Presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció la convocatoria de nuevas elecciones generales, tras el informe de la OEA, que recomendó la repetición de la primera ronda de los comicios celebrados el 20 de octubre de ese año, que lo dieron como ganador.

Aseguró que los nuevos comicios, se celebrarían con un órgano electoral renovado, ante las denuncias de fraude en la primera vuelta. Mientras tanto, miles de personas en las calles exigían su renuncia y lo acusaban de ser el promotor del fraude.

Más tarde, la Asamblea Legislativa aprobó una ley para las nuevas elecciones, donde excluía a Evo Morales de una nueva postulación presidencial.