Escucha esta nota aquí

Máscaras de bioseguridad diseñadas y fabricadas en la Universidad Católica Boliviana fueron donadas al Comando General de la Policía Boliviana destinado a la protección y seguridad de los servidores policiales que se encuentran en primera línea redoblando esfuerzos en medio de la crisis sanitaria que vive el país.

El compromiso voluntario de 18 estudiantes junto a docentes de Ingeniera Mecatrónica y las impresoras 3D funcionando tiempo completo, han hecho posible la entrega de 1.300 máscaras de bioseguridad para los miembros de la institución verde olivo que en este tiempo de cuarentena se encuentran cuidando a la población.

El General Rodolfo Montero Torricos, Comandante General de la Policía Boliviana, expresó su gratitud a nombre de la familia policial por la donación de los equipos biomédicos que son de gran apoyo para cada hermano policía que en este momento se encuentra en la calle cuidando a la comunidad.

A su vez Mariana Rodríguez, Viceministra de Planificación y Desarrollo expresó su agradecimiento a la Universidad Católica Boliviana por la respuesta solidaria a esta solicitud “esperamos continuar con esta coordinación para seguir con esta colaboración conjunta en otros departamentos del país, sabemos que la universidad viene trabajando en este tipo de materiales de protección sanitaria”.

A su turno el Dr. Sergio Delgadillo, secretario general nacional de la U.C.B. manifestó en nombre del Rector Nacional, el saludo institucional y refirió que esta ayuda se concretó gracias al aporte voluntario de los trabajadores del rectorado nacional y que además son insumos realizados por manos de docentes y estudiantes de la universidad. 

“Las 1.300 máscaras faciales es un aporte solidario de nuestro personal y la Universidad continúa trabajando en otros equipos como los respiradores artificiales Mambu, sabemos que esta pandemia no pasará rápidamente por lo tanto la universidad está destinando recursos y tecnología con un profundo espíritu de solidaridad cristiana de ayuda a la comunidad”, manifestó.

La Universidad Católica Boliviana suma con esta entrega más de 20.000 máscaras de bioseguridad diseñadas y elaboradas en los laboratorios de Ingeniería de las cuatro sedes académicas de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Tarija que han sido donadas en coordinación con instituciones y fundaciones que trabajan en este temas a la Policía, Fuerzas Armadas y hospitales y centros de salud que atienden casos de Covid-19.