Escucha esta nota aquí

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz iniciará una investigación para conocer la efectividad de las vacunas contra el Covid-19 que fueron aplicadas en Bolivia y así lograr determinar la cantidad de anticuerpos que crearon en las personas que fueron inmunizadas.

Esta indagación corresponde a la fase cuatro que se realiza a todas las vacunas cuando salen al mercado. Las anteriores tres etapas de investigación clínica se la realiza antes de ser aplicadas las vacunas en humanos, según explicó a EL DEBER, Róger Carvajal Saravia, coordinador general del Comité Operativo de Emergencia de la UMSA para el coronavirus.  

Estas investigaciones de fase cuatro se las realiza en todos los países del mundo y en este caso, en Bolivia, la realizará la UMSA, por un convenio que llegó con el Ministerio de Salud. Las pruebas se empezarán a tomar en los próximos días en La Paz”, comentó.

Para poder practicar este estudio de efectividad de las vacunas, la universidad paceña cumplió una serie de requisitos, entre ellos tener el aval bioético del Servicio Departamental de Salud (Sedes), capacitar a las brigadas médicas que atenderán a los vacunados y cumplir con los formularios de financiamiento para la compra de reactivos, insumos y equipos médicos, este último aún no se ha cumplido, debido a que las farmacéuticas importadoras han tenido retrasos en su entrega.

Análisis de muestra

Carvajal dijo que tras conseguir los insumos instalarán ocho puntos de toma de muestra en diferentes centros de vacunación de la ciudad de La Paz. Añadió, que se prevé realizar esta investigación a por lo menos 2.000 personas, quienes serán voluntarias. El único requisito es no haber recibido aún ninguna dosis anticovid, para poder someterse a la primera prueba.

A los voluntarios se le realizarán tomas de sangre y de saliva en cuatro ocasiones. La primera será antes de recibir su primera dosis, otra cuando sea vacunado por segunda vez, la tercera en 45 días y la última en 8 meses”, detalló. Además, se recabarán datos demográficos de los participantes por edad, sexo, estatus social o regiones, todo esto para saber en qué grupo la inmunización tuvo una mejor respuesta.

A los voluntarios se les recabará sus datos demográficos para conocer los grupos que obtuvieron una mejor respuesta con la inmunización.

Con las muestras, la UMSA analizará la efectividad de cada una de las vacunas que ya se han utilizado en el país, las cuales son; Sputnik V, AstraZeneca, Sinopharm, Pfizer y Janssen. Son tres principales respuestas inmunes que se pretende descubrir con este estudio.

Lo primero es verificar la cantidad de anticuerpos IgG que crean las dosis en el suero (sangre) del paciente.

Lo segundo es identificar los anticuerpos IgA en la secreción (saliva), los cuales son anticuerpos ubicados a la altura de las vías respiratorias, que protegen de la infección del Covid.

“Nos inoculan en el músculo del hombro y ahí se crean anticuerpos en la célula, pero estos no protegen a la mucosa respiratoria o bucal, por lo que el virus puede llegar a estas vías. Es decir que la persona puede seguir infectándose de coronavirus, pero no enfermarse, gracias a la inmunización”, explicó Carvajal.

Para Carvajal este será un estudio importante, porque se detectará si las vacunas producen anticuerpos en la mucosa, que se anticiparían a la llegada del virus y se evitaría los contagios. “Si en caso no se compruebe estos anticuerpos IgA, se tendrá que usar las vacunas esterilizantes que vienen en espray y que se las rocía en la nariz y boca de las personas, las cuales ya están siendo ensayadas en otros países”, adelantó.

Mientras que el tercer punto que busca conocer la UMSA es la denominada respuesta inmune celular, que además de crear la célula T (células inmunes, cuyo principal propósito es identificar y matar a patógenos invasores o células infectadas)protegería al organismo humano de todas las variantes existentes del Covid.

De esta investigación también participará la Universidad de San Simón de Cochabamba y la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno de Santa Cruz, pero empezarán las pruebas después de UMSA, y replicarán los mismos protocolos de La Paz.



Comentarios