Escucha esta nota aquí

Wílber Mendoza Zurita fue asesinado en las afueras de su casa en el municipio de Riberalta. El crimen ocurrió la noche del domingo a las 19:20, según el informe del coronel Freddy Roca, comandante de la Policía de esa población beniana.

El suceso ocurrió cuando Mendoza, de ocupación comerciante, estaba cenando con su esposa, María Patzi Rojas. De pronto ingresaron cinco desconocidos para comenzar a agredirlo y a pedirle dinero. El hombre se defendió y la mujer tomó un listón de madera con el  que golpeó a los antisociales, mientras su marido peleaba con otro.

Al ver que no iban a poder robar nada, los ladrones salieron corriendo del domicilio, pero Mendoza atrapó a uno de ellos. En ese instante el delincuente sacó un arma de fuego y disparó dos veces, un proyectil impactó en el cuerpo de la víctima, mientras que el otro en la pared de la casa.

El médico forense, José Antonio Cartagena, informó que la causa de la muerte de Mendoza Zurita fue por un shock hipovolémico por trauma toráxico penetrante por proyectil de arma de fuego.

“Estamos investigando. Lo que ya sabemos es que se trata de gente de acá (de Riberalta). No hubo participación de extranjeros”, afirmó Roca a EL DEBER. La autoridad aclaró que este caso no se trata de un ajuste de cuentas, sino de un asalto a un domicilio.

Comentarios