Escucha esta nota aquí

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expresó en las últimas horas su “preocupación” por la decisión del Gobierno, de clausurar la gestión escolar ante la aún grave situación del Covid-19 en Bolivia.

Mediante un comunicado oficial, el organismo internacional señala que la medida representa “una terrible pérdida para niños, niñas y adolescentes” del país, que subieron automáticamente de nivel, sin que exista ningún aplazado.

Insta a actuar con urgencia y unidad para brindar alternativas formales de aprendizaje que aseguren la continuidad en el desarrollo emocional y cognitivo, recordando que la educación es un derecho.

En la víspera, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, confirmó que se clausura esta gestión académica, porque prevalece la alerta por el coronavirus. La disposición establece que no es obligatoria la educación virtual y garantiza al personal del sector público el pago de sus salarios.

Unicef expresa su predisposición de colaborar con el Gobierno para encontrar medidas que permitan dar continuidad a la educación de los niños y adolescentes, que desde mediados de marzo no acuden de forma presencial a las aulas.

Bolivia actualmente registra 80.153 personas infectadas con Covid-19, 3.153 decesos y 24.156 recuperados, estimando para este mes y mediados de septiembre el pico más alto de contagios.