Escucha esta nota aquí

La inclusión de la niñez y adolescencia en las propuestas de gobierno de las alianzas y agrupaciones políticas que pugnan por la administración estatal es un pedido que emerge desde entidades como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). Buscan fortalecer y financiar los mecanismos legales, institucionales y de política que conduzcan a la garantía integral de sus derechos.

Según Rafael Ramírez, representante de Unicef en Bolivia, hay seis aspectos esenciales que deben ser abordados por los políticos, tomando en cuenta que la niñez y adolescencia representan una tercera parte de la población del país (38%), es decir, cerca de 4 millones de personas (según datos del INE). Tales prioridades son las siguientes:

Prioridad 1: Desarrollo de una política / estrategia nacional de desarrollo integral de la primera infancia.

Prioridad 2: Poner fin a la violencia contra niñas, niños y adolescentes.

Prioridad 3: Garantizar que todos las niñas, niños y adolescentes aprendan y culminen el ciclo educativo.

Prioridad 4: Prevenir y reducir el embarazo adolescente.

Prioridad 5: Impulsar la efectiva implementación del Código Niña, Niño y Adolescente en el nivel subnacional desde una visión integral y fortalecer la institucionalidad en materia de niñez.

Prioridad 6: Asignación de recursos públicos orientados a la garantía efectiva de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

"Para nosotros es importante que, en época de elecciones, las necesidades, voces e inquietudes de quienes no tienen acceso al voto sean consideradas apropiadamente. Estos temas buscan acercar a candidatos y visibilizar estos temas, así como lograr compromisos desde los candidatos en sus programas de gobierno", resaltó Ramírez en una conferencia vía Zoom.

Desde Unicef enfatizan que este grupo tiene menos opciones y oportunidades para que sus demandas, propuestas y necesidades se tomen en cuenta en la formulación de políticas públicas, situación que hace aún más urgente su consideración de forma integrada para todas las acciones de políticas sociales de cualquier gobierno.

"Son solo algunas de las varias necesidades, pero en este listado se apuntan las de mayor relevancia y efecto integrador, principalmente por la situación de riesgo que enfrentan grupos vulnerables que viven en hogares pobres; quienes tienen algún tipo de discapacidad; aquellos que trabajan, viven en situación de calle o sin el cuidado de sus progenitores, sobre todo en el contexto que plantea la pandemia del Covid-19", observaron desde Unicef.