Escucha esta nota aquí

El embajador de la Unión Europea (UE), León de la Torre Krais y el monseñor Giovani Arana fueron los primeros en aceptar el papel de mediadores en el conflicto que protagonizan los militantes del MAS que mantiene bloqueado el país exigiendo elecciones generales para el 6 de septiembre. Así lo informó el vicepresidente del Senado, Omar Aguilar.


“Hay predisposición a entablar, ser garantes en esta iniciativa de la Asamblea, el embajador León de la Torre de la Unión Europea ya mostró su predisposición y hará llamadas a sus colegas, otros embajadores para viabilizar el diálogo; también ya aceptó el monseñor Giovani Arana, entonces creo que estamos en buen camino, quisiéramos instalar hoy en la tarde o noche, esperamos que puedan consolidar la Iglesia y el grupo de embajadores de NNUU y UE”, explicó Aguilar.


Desde hace seis días, militantes del MAS bloquean las carreteras de al menos seis regiones e impiden la transitabilidad. En este tiempo se produjeron hechos vandálicos que hasta ahora no son sancionados por el Gobierno y las fuerzas del orden. El conflicto amenaza con dejar sin provisión de oxígeno a La Paz y Oruro.


Las negociaciones buscan la desmovilización de los sectores en conflicto y definir una fecha de elecciones sobre la base de una ley que debe ser aprobada por el Legislativo. Sin embargo, existe un problema que debe solucionarse, la norma debe ser promulgada por el Ejecutivo, que anticipó que no participará de estas negociaciones.

Aguilar dijo que ellos enviarán una invitación formal a los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que asista la sala plena a los encuentros y también a los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y a los del Pacto de Unidad, que es otro grupo del MAS.


Las reuniones no serán presenciales como siempre ocurría, aseguró que solo en algunos casos podrá ser en esa modalidad, dado que los representantes diplomáticos están fuera del país y asistirán de manera virtual.