Escucha esta nota aquí

Dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL) y universitarios de base  tomaron, cerca de las 12:00, de hoy las instalaciones del Comité Cívico de Tarija; también desconocieron al directorio que lidera Carlos Dávila por su presunta afinidad política con el partido oficialista.

Sobre Dávila, la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve) pidió también su renuncia por su 'tibio' accionar al no pronunciarse sobre las acciones posteriores a las elecciones generales y desconocer el Cabildo Abierto del 16 de octubre pasado.

Los jóvenes universitarios llegaron al centro citadino de Tarija para exigir paro indefinido en medio del apoyo de los transeúntes, que se encontraban en la plaza Luis de Fuentes.

El expresidente del Comité Cívico, Walter Mogro, confirmó a EL DEBER que la FUL desconoce al referido dirigente y se decidió ejecutar el paro que horas antes fue confirmado desde Santa Cruz.

Según Mogro, está noche se llevará adelante una asamblea de emergencia para definir otras acciones de protesta por lo que consideran un fraude electoral.

A la reunión, convocada por el Comité Cívico de Santa Cruz, asistieron la presidenta del Comité Cívico Femenino, Paola Mendoza, y el presidente del Comité Cívico Juvenil, César Ramos.

En Tarija, al igual otras capitales de departamento, existe una tensión social por el accionar del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que pretende evitar el balotaje y favorecer con el triunfo en primera vuelta al binomio del MAS.