(VEA EL VIDEO) El alcalde pide identificar a quiénes iniciaron el fuego, para sancionarlos. Más de 60 personas fueron movilizadas para atender la emergencia

28 de septiembre de 2022, 10:30 AM
28 de septiembre de 2022, 10:30 AM

Un incendio provocado con seis llantas en llamas y lanzadas al Bosquecillo de Pura Pura consumió la noche de este martes al menos cuatro hectáreas y fue sofocado por más de medio centenar de efectivos del Grupo de Atención de Emergencias Municipales (GAEM), Bomberos Antofagasta y bomberos voluntarios.

El alcalde Iván Arias, que se constituyó en el lugar del siniestro, pidió a la población denunciar a los destructores de los pocos pulmones que tiene la ciudad, tras el despliegue de personal de emergencias.

“Otra vez la mano criminal, seis llantas han sido encendidas y lanzadas al Bosquecillo por los caminos que hay y han ido encendiendo; cuatro hectáreas han sido consumidas por el fuego; más de 60 personas han trabajado desde las 18:00”, informó Arias pasada las 22:00 de este martes cerca del siniestro.

El burgomaestre destacó el trabajo realizado por efectivos municipales y voluntarios, pues sofocaron el incendio con herramientas y no con agua porque los camiones cisterna no podían ingresar al lugar del fuego ni llevar mangueras porque se encontraban lejos de la autopista La Paz – El Alto.

El hecho:


“Fue un trabajo a pala, porque aquí (Bosquecillo) no puede entrar agua, aquí no puede entrar mangueras; a picota, palas, matafuegos y rastrillos; realmente cuatro horas nos ha llevado sofocar este fuego, que esperemos que no vuelva a arder, pero, bueno, fue un trabajo de todos”, dijo el burgomaestre paceño.

El alcalde de La Paz informó que a las seis llantas en llamas lanzadas al Bosquecillo se sumó por momentos un viento que avivó el fuego, pero de pronto se calmó y permitió sofocar. “Más bien bendito sea el señor, el fuego estaba a punto de llegar a la EPI, que tenemos en Pura Pura, pero se logró controlar; el viento, que sopló un momento muy fuerte, luego se calmó y eso evitó que el fuego crezca y crezca, pero cuatro hectáreas para los pocos pulmones que tiene la ciudad de La Paz, es realmente un daño muy fuerte”.