Escucha esta nota aquí

Alrededor de 1.250 vacunas Sputnik V se dañaron a causa del desperfecto eléctrico en el estabilizador de un equipo de refrigeración en el Centro de Vacunación del municipio de Entre Ríos (Tarija).

El informe de dos técnicos eléctricos del Gobierno Municipal confirman que el estabilizador estaba en mal estado debido a que el voltaje de salida no era el apropiado.

"Debería ser 220 voltios y solo daba el valor entre 35 y 36 voltios. Por lo tanto, al entregar un voltaje tan bajo, imposibilitó el correcto funcionamiento de los artefactos de refrigeración, donde se encontraban las vacunas para la inmunización contra el Covid-19", menciona el reporte oficial al que accedió EL DEBER.

De las 1.250 vacunas rusas dañadas, 716 son de la primera dosis y 534 de la segunda dosis.

Se informó que son las únicas vacunas afectadas, en comparación a otras que están en perfecto estado y que se aplican en la campaña de vacunación.

La responsable de la Red de Salud del Gobierno Municipal de Entre Ríos, Paola Reyes, afirmó que el percance se produjo el pasado domingo y de inmediato se reportó al Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Tarija.

Agregó que esa entidad sanitaria también hizo lo propio ante el Ministerio de Salud y aguardan una respuesta después de remitir el informe técnico.




Comentarios