Escucha esta nota aquí

Un grupo de vecinos reaccionó la noche de este martes intentando quemar la casa de Richard Choque Flores acusado de asesinar a dos jóvenes y de enterrarlas en una fosa común en su propia vivienda.  Captaba a sus víctimas mediante las redes sociales.

El hombre, que ya fue detenido y presentado a la prensa por las autoridades, se expone a una pena de 30 años de cárcel, la máxima condena para una persona en Bolivia. Se conoce que existen más de 70 víctimas que Choque Flores había engañado, mediante la internet, con la promesa de darles trabajo.

Este martes los molestos vecinos inicialmente quemaron dos llantas en las puertas de la vivienda; sin embargo, oficiales de la Policía alteña llegaron para evitar que el fuego consuma la casa, porque ponía en peligro a otros vivientes de la calle Rafael Pabón No 10 (zona Ballivián) de la urbe alteña.

Las víctimas fatales del "sicópata sexual", que ya había estado preso en 2013 por asesinato, son Iris Maylin Villca Choque, de 15 años, y Lucy Maya Ramírez Zambrana, de 17 años. Ambas jóvenes fueron reportadas como desaparecidas por sus familiares.

“Mi hija desapareció el 18 de mayo del año pasado". Contó María Zambrana, madre de Lucy Maya, quien dijo que su hija le había comentado que estaba trabajando. Quería estudiar contabilidad”, afirmó a la Red Uno.

Este caso ha consternado al pueblo boliviano y a El Alto en particular porque, según los vecinos, el asesino se mostraba como una persona normal, pero en el interior de su casa cometía vejámenes y crímenes. Sus víctimas eran solo mujeres a las que contactaba con un perfil falso mediante el Facebook.


Comentarios