Escucha esta nota aquí

La vagoneta en la que circulaba Noemí M. (19), presunta pareja sentimental de Evo Morales, no fue reportada como robada sino resultó “prestada” por la Gobernación de Cochabamba, primero a la dirección de Cuencas y luego pasó a la de Aguas, durante la gestión de Iván Canelas.

Los datos preliminares indicaban que la intervención policial que posibilitó la detención de la joven, su hermana y el conductor, a mediados de julio, se realizó por el hurto del motorizado, pero ahora se aclara que no existió ninguna denuncia por la pérdida del bien estatal.

“Hemos prestado (el vehículo) por un periodo de dos años a la Dirección de Aguas; yo no tengo tuición en esa Dirección (de Aguas) ni de Personal ni de Planificación”, informó ayer el director de Cuencas de la Gobernación de Cochabamba, Omar Vargas, que asumió esa función este año.

Los datos de la Fuerza Anticrimen indican que la vagoneta con placa de control 3151 GAH, fue encontrada en el municipio de Tiraque y era usada como si fuera particular por la familia de la joven desde 2018.

En la víspera, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, consideró que la Fiscalía debe citar a declarar al exgobernador Canelas por la entrega del motorizado, pero también para ver si conocía sobre la supuesta relación que Noemí mantuvo con Evo Morales, que ahora es procesado por estupro y trata y tráfico.

A su turno, el director de asuntos jurídicos de la Gobernación de Cochabamba, José Gutiérrez, dijo a Opinión que no existe un informe de una orden escrita sobre la entrega del vehículo. “Si (fuera así) tendríamos el soporte documental, pero no existe ningún soporte hasta el momento”, expresó.

Cuando se detuvo a la adolescente y a su hermana, el conductor del motorizado era Jhonny M., chofer de la Dirección de Cuencas que estaba bajo contrato eventual, que casualmente había concluido días antes del operativo policial, realizado el 13 de julio.