Escucha esta nota aquí

Alejandra Hidalgo, viceministra de Seguros de Salud y Gestión del Sistema Único de Salud, descartó este lunes una nueva cuarentena rígida en el país, debido a que el estado de la economía no permite que la población deje de trabajar.

“Nosotros, como Gobierno nacional, no podemos ingresar a una cuarentena rígida, porque la familia boliviana, varias familias, trabajan de manera diaria y llevan el alimento a sus hogares. Si el papá o la mamá no salen a trabajar, la familia, los hijos, se quedan sin alimentos, ese es el gran problema”, dijo la autoridad.

Explicó que antes de la administración, de Jeanine Áñez, la economía era “estable” y permitía que las actividades productivas se pudieran paralizar por un tiempo, pero ahora no es posible, por lo que se apela al cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

Diferentes sectores médicos instan a que el Gobierno disponga al menos un aislamiento total por dos semanas, debido al alto número de nuevos contagios y muertes por Covid-19, mientras que el Ejecutivo insiste en que la “solución estructural” al problema sanitario en el país pasa por las vacunas, que llegarán en marzo.

Comentarios