Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, informó este lunes que el Gobierno garantiza el acceso a la salud de la exmandataria Jeanine Áñez. Asimismo, enfatizó que la junta médica que evaluó su estado, recomendó que reciba atención psiquiátrica.

“No se le está restringiendo, en lo absoluto, el que pueda recurrir y acudir a sus médicos de confianza, y eso va a permitir, primero, una contención y una estabilidad emocional, puesto que en cuanto a salud física estaba totalmente cubierto. Sin embargo, la salud mental ahora es lo que tiene que ver con relación al cuidado de parte de su familia”, dijo Cox en entrevista con radio Éxito.

Señaló que el Régimen Penitenciario realizó una intervención adecuada en la atención de salud, con derivaciones necesarias para precautelar el estado de la expresidenta, con personal médico del centro penitenciario y con médicos particulares de cabecera de la familia de Áñez.

Cox indicó que estos mecanismos activados pueden ser considerados como ciertos privilegios, porque se tienen como “medida adicional” de lo que prevé la norma. Lamentó que la familia de la ex-presidenta busque su  victimización para causar sensibilidad entre la población.

“Lamento mucho que estén buscando una victimización para lograr niveles altos de sensibilidad en la población, seguramente (…) Se está haciendo más allá de lo que la norma permite, hasta contando que los familiares puedan acompañar, casi son privilegios”, aseveró el viceministro, de acuerdo a ABI.

La exmandataria tiene la autorización de recibir alimentación exclusiva de sus familiares, puede ser valorada por sus médicos de cabecera, tiene a su disposición médicos las 24 horas, y uno de sus familiares puede pernoctar con ella en el centro penitenciario para que mejore su salud emocional.

“Nosotros estamos viendo, como Ministerio de Gobierno, que exista, así como para los otros 15.000 privados de libertad, porque no es la única privada de libertad en Bolivia; sin embargo, está ocupando casi todo el tiempo el nivel de afectación que ella tiene”, explicó.

Por su parte, el director del Régimen Penitenciario, Carlos Limpias, informó que la familia de Áñez se comprometió a llevar un psicólogo clínico, un nutricionista y un psiquiatra, para que puedan hacer seguimiento al estado de salud de la exmandataria.

Comentarios