Escucha esta nota aquí

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, afirmó este martes que existen “imposturas” de “ciudadanos beligerantes” que protagonizan hechos violentos como parte del paro nacional que protagonizan varios sectores por segundo día y les pidió atenerse a las “consecuencias” ante la intervención de las fuerzas del orden.

“Hay imposturas de los ciudadanos, son beligerantes, me ha tocado ver ayer (lunes), hay tendencias violentas, no solo ofensivas en palabras, ofensivas en actos, desde luego que la Policía también será proporcional en su intervención”, advirtió el funcionario.

Cox denunció la existencia de grupos que creen que están en similares condiciones a 2019 y aseguró que se priorizará el derecho al trabajo y a la libre circulación, frente a intentos de bloquear, sobre todo en Santa Cruz.

“Quienes tengan tendencias de no cumplir el orden y la seguridad, respetando a sus autoridades, tienen que atenerse a las consecuencias, y esa no es una amenaza, es un recordatorio de los deberes, todo ciudadano debe respetar a sus autoridades, se han acostumbrado hasta a golpear a policías”, reprochó.

Ratificó que se busca “desestabilizar al Gobierno” con este paro “injustificado” y reiteró que se actuará frente a personas “intransigentes” que promueven la confrontación, asegurando que quienes están detrás de las medidas de presión son los que buscan “impunidad” por los hechos registrados hace dos años.

“Quien se encuentre en situación de víctima, de afectado, de haber sufrido una lesión, que denuncie, vamos a intervenir, no hubo un manejo vinculado, desde luego que vamos a esclarecer, cuando las medidas son injustificadas, la población es sabia, es un paro injustificado que quiere violentar, y la población no lo va a permitir, entonces, nosotros vamos a precautelar que no haya hechos violentos”, respondió ante imágenes que muestran a grupos afines al MAS que intentaron levantar los bloqueos con explosivos.

En entrevista con Unitel, Cox negó que se trate de un “paro multisectorial”, explicando que se trata de una protesta con “ribetes políticos”, recalcando que las acciones de la Policía estarán enmarcadas para “que no se generen hechos de tensión”.

Comentarios