Escucha esta nota aquí

Ronald Merma, es un dirigente de la regional Milluhaya en el municipio de Coripata en Los Yungas de La Paz. Él fue la principal víctima de los enfrentamientos entre policías, cocaleros, transportistas y comerciantes que se produjo en el sector Yolosita, en la carretera nueva hacia Los Yungas. Junto con esta persona, otras seis resultaron heridas en otra violenta jornada del bloqueo que llevan adelante los cocaleros que reclaman por su mercado de coca.


Es la segunda persona que pierde la mano a raíz de la explosión de un cachorro de dinamita, mientras la Policía permanece en el lugar. Este martes los cocaleros fueron a bloquear el sector de Yolosita, que es parte de la nueva carretera que une La Paz con el norte del departamento y del país.


La Policía fue a gasificar a los cocaleros y esta vez tuvieron el apoyo de transportistas y de comerciantes. El ejecutivo de los productores de coca, Armin Lluta, relató que sus compañeros realizaban el bloqueo y los transportistas llegaron con mineros y estos arrojaron los cachorros de dinamita. Ronald Merma intentó despejar uno de los explosivos, pero no lo logró y tiene heridas en el pecho, los brazos, perdió la mano derecha y parte de la izquierda.


Los cocaleros intentaron trasladar a su herido a la localidad de Coroico, donde hay un hospital de segundo nivel, pero esta vez, fueron los transportistas los que bloqueaban el paso y no dejaron pasar la ambulancia que debía trasladar a Merma. Hasta el cierre de la presente nota, el herido seguía en pleno cerro y ambos bandos no se ponían de acuerdo para su traslado.


Otras dos personas también resultaron heridas en ese mismo enfrentamiento, aunque con menos gravedad que la de Ronald Merma. Uno de ellos tiene una herida en el tobillo izquierdo y otro una cortadura en la frente.


Los otros cuatro heridos se produjeron en La Paz cuando las mujeres cocaleras marcharon desde la tranca de Kalajahuira hasta las instalaciones del sindicato Señor de Mayo donde se abrió un mercado ilegal de coca, pues el ministerio de Desarrollo Rural, aprobó la resolución 068 que autoriza el traslado del abasto de coca, pese a que la Ley 096 del Régimen de la Coca, establece que los dos únicos mercados legales son Adepcoca en La Paz y Sacaba en Cochabamba.


Las mujeres campesinas lograron llegar hasta proximidades del mercado ilegal y el sector opositor, que tiene apoyo del Gobierno. Ese grupo se apostó en la parte superior de las casas y les arrojaron piedras y botellas, relató Jackeline Condori, una de las marchistas. Lograron escabullirse por una de las calles, pero los policías les cerraron el paso y empezaron a gasificarlas. En esa confrontación dos mujeres y dos varones resultaron heridos y fueron llevados hasta el mercado de Adepcoca, al mismo tiempo, otro grupo de mujeres decidió quedarse a realizar una vigilia hasta que se cierre el mercado ilegal.


Mientras los cocaleros pelean por su mercado, las autoridades de Gobierno trabajan en los pueblos yungueños que son afines al MAS para cambiar las directivas de los sindicatos comunales. Hoy trabajaron en La Asunta, otro pueblo productor de coca.



Comentarios