Escucha esta nota aquí

El presidente de la República de Perú, Martín Vizcarra, reconoció que participó en las coordinaciones para que el consorcio en el que participó Obrainsa alquile una avioneta que trasladó a funcionarios de Bolivia en diciembre del 2013, cuando era gobernador regional de Moquegua, y aseguró que este trámite fue “totalmente transparente” y que no prueba que haya recibido algún pago ilícitos de esta empresa que es parte del ‘Club de la Construcción’.

“El gobierno boliviano, por varios años atrás, tenía interés en el puerto de Ilo porque la carga de salida e ingreso de Bolivia va por puertos chilenos. Yo, como gobierno regional, invito al gobierno de Bolivia para que use el puerto de Ilo”, aseguró el presidente en una entrevista al programa “Panorama”.

El mandatario señaló que Obrainsa corrió con los gastos del vuelo que no benefició a ningún interés particular como parte de la “responsabilidad social” que asumen las empresas al ganar proyectos de licitación.

“Eso es absolutamente transparente y parte de la responsabilidad social de la empresa para el entorno donde va a ser el proyecto y precisamente tiene una relación directa”, añadió.

Martín Vizcarra destacó que todas estas coordinaciones se hicieron a través de correos institucionales y que las autoridades de Moquegua estaban al tanto de que se había coordinado el vuelo con el consorcio de Obrainsa.

“(¿Se arrepiente de haber hecho las coordinaciones?) En absoluto. Es completamente transparente, resaltó.

Niega reunión con Obrainsa

Lo que sí negó Martín Vizcarra es la acusación del aspirante a colaborador eficaz quien señaló que cuando era gobernador regional se reunió en noviembre en las oficinas de Obrainsa en Lima con Elard Tejada, gerente general de esta empresa, en una serie de coordinaciones para acordar presuntos pagos ilícitos a cambio de que se le otorgue información que le permita ganar la licitación del proyecto Lomas de Ilo.

“(¿Acudió a la reunión convocada el 3 o 4 de noviembre en San Isidro?) En esa oportunidad no. Podía viajar a Lima como todos los gobernadores, pero en esa fecha, en esa oportunidad no tuve ninguna reunión, en absoluto”, aseguró.

El presidente de la República también descartó que hubiera tenido conocimiento de cuál era el monto que debía ofrecer el consorcio de Obrainsa para ganar la licitación a cargo de la Ofician de Proyectos de Naciones Unidas (Unops).

“Unops tiene completa reserva de todo el proceso. Quien tiene que responder es Unops. Ellos llevan todo el proceso y lo mantienen con absoluta reserva hasta que, finalmente, dicen cuál es el ganador. Nosotros, en este y cualquier proceso, no tenemos acceso a la información [...] No puedo dar la cifra porque no la conozco”, comentó.

Vizcarra señaló que lo que sí sabía el Gobierno Regional de Moquegua era la cifra referencial del costo del proyecto, cifra que aseguró es independiente al monto que estableció Unops luego de su propio estudio de mercado. Asimismo, señaló que se reunión con Tejada pero por temas técnicos luego de que la obra ya hubiera sido adjudicada.

“Rechazo categóricamente lo que ha manifestado este aspirante a colaborador eficaz, que está desde hace dos años, 2018, aspirando. Como no tiene ninguna prueba, no se le reconoce como colaborador. Rechazo categóricamente. Realmente creo que en toda mi vida he estado tan indignado como estoy ahora”, manifestó. /(Gestión)