Escucha esta nota aquí

Alfredo Jaimes Terrazas, vocal que dirimirá esta tarde si Evo Morales queda o no habilitado como candidato a senador del MAS por Cochabamba, aparece como querellado por haber propiciado un presunto “arreglo” en otra causa.

El integrante de la Sala Constitucional Tercera de la ciudad de El Alto, que desempatará la decisión en una sala de La Paz, presuntamente acordó, junto al vocal Israel Campero, votos disidentes para convocar a un tercer dirimidor en un amparo constitucional de febrero de este año.

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía Departamental de La Paz el 8 de junio y en las últimas horas comenzó a circular en redes sociales un audio, en el que, Campero, supuestamente, argumentando un “prejuicio” con una de las partes denunciantes, le propone que un tercer juez sea quien defina esa causa, que involucraba a personas particulares y una entidad financiera.

La grabación está dentro de la denuncia que lleva el número 201102012002431 y se encuentra radicada en la Fiscalía Departamental de La Paz. Allí, los denunciantes hacen notar una serie de irregularidades que se habrían cometido en torno a la acción de amparo, en la que, según el mismo documento, participó un abogado del Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción, de acuerdo a datos de Correo del Sur.

“Nos iremos a la disidencia, y lo hagamos por escrito, usted deniega mientras que yo voy a conceder… Esta señora… vamos a terminar para un lado o para el otro, no va a querer perseguir…”, señala presuntamente Campero, a lo que Jaimes habría respondido: “Puede ser doctor”.

Mientras que el abogado constitucionalista, Williams Bascopé, advirtió en las últimas horas que, “si el dirimidor, doctor Jaimes Terrazas, favorece a Evo, será un acto ignominioso e insultante para la democracia y la dignidad de las mujeres”, recordando que en su momento ese vocal trabajó con René Delgado Ecos, juez que la semana pasado votó a favor de la habilitación de Morales como candidato.