Escucha esta nota aquí

El Movimiento Al Socialismo (MAS) vuelve al poder y una alfombra roja se tendió en la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional para dar pie a la 'fiesta' que el partido azul preparó para la toma de juramento del binomio Luis Arce Catacora - David Choquehuanca, en un clima de protestas que se vive en otras regiones del país. Sin embargo, la zona en la que se prevé llevar adelante la toma de mando está copada por masistas e invitados.

Al son de los 'pututus' y petardos, amautas de la región occidental realizaron una k'oa, un ritual indígena originario en honor y agradecimiento a la Pachamama, en cada una de las esquinas de la plaza Murillo, iniciando así los actos preliminares a la posesión de mando presidencial.

En torno a las 08:30 los primeros invitados y participantes de la ceremonia arribaron hasta el lugar. Uno de ellos fue Andrónico Rodríguez, el presidente de la Cámara de Senadores que funge como anfitrión, pero la autoridad pasó desapercibida debido a que el barbijo que portaba le tapaba el rostro. Minutos después, la delegación de Chile, a la cabeza del canciller Andrés Allamand, llegó a la plaza Murillo.

Mientras tanto, los efectivos de Tránsito cerraron varias calles de la capital paceña, como la avenida Montes, Pérez Velasco, parte del Prado y tres cuadras a la redonda de la plaza Murillo, para facilitar el paso de las delegaciones que arriban a la Sede de Gobierno para la toma de mando.

Posterior a esto, el Alto Mando Militar; el excandidato a la Presidencia por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa (pese a que había anunciado que no participaría por las protestas que hay en el país), y el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, ingresaron a la Plaza Murillo. Posteriormente, también llegó el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé.

"El presidente tiene que mostrar certidumbre al país y tendrá que despejar, desde su discurso, dudas y dar una visión democrática", expresó Mesa en declaraciones dadas a los medios, a tiempo de exponer que no acepta el tema suprimir  los dos tercios de la Asamblea para ciertas tomas de decisiones.

Una de las curiosidades que se percibió en el lugar fue la instalación de un pequeño espacio para periodistas y medios de comunicación, a quienes acordonaron con barrotes de hierro para que no se muevan del lugar, una faceta distinta a lo que se ve entre los trabajadores del canal estatal.

Y es que en Bolivia TV (BTV) ya se percibe la vuelta del masismo. Por ejemplo, presentadores de televisión afines al  partido azul retomaron su labor en BTV para cubrir la toma de mando presidencial desde el canal estatal. Quienes se mantienen son los traductores de los idiomas quechua, aimara y guaraní.

El canal también rememoró las anteriores victorias del masismo, cuando Juan Evo Morales asumía sus mandatos, y en sus despachos mostraron cómo se vive esta 'fiesta' en otros departamentos de Bolivia.

Por otro lado, en torno a las 09:30, el excanciller Diego Pari y la expresidenta del Senado, Eva Copa, arribaron hasta la sede de la Asamblea. Minutos después, con escolta, llegó el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, así como el presidente argentino, Alberto Fernández.


Noticia en desarrollo...