Escucha esta nota aquí

La mañana de este viernes, luego de 14 días de haber sido exhumado para su identificación, fue enterrado nuevamente y en su mismo lugar, el cuerpo que supuestamente, pertenece al teniente Jorge Clavijo, autor de la muerte de la periodista Hanalí Huaycho.

Con el entierro del cuerpo exhumado, se concluyó la primera etapa de análisis tanatológico, odontológico y antropológico forense que realizan los peritos para lograr la referencia del occiso, ante la duda de que se tratara del teniente de policía.

Además, se tomaron muestras de ADN, tanto del cuerpo, como del hijo de los esposos Clavijo Huaycho y de la hermana del teniente.

“Desde ahora, se va a esperar, como señaló la Fiscalía, 20 días más, para que se pueda presentar el dictamen correspondiente, que pueda señalar si ese cuerpo corresponde a Clavijo o no”, explicó el abogado de la familia de la periodista, Eduardo León.

La Fiscalía General del Estado determinó la exhumación del feminicida Jorge Clavijo, ex miembro de la Unidad Táctica de Apoyo y Resolución de Crisis (Utarc), quien el 11 de febrero de 2013, mató a su esposa. Luego se escapó y más tarde, se encontraron los restos de una persona que se suicidó en el monte y se lo enterró como si fuera Clavijo.

Tras siete años de los sucesos continúa la duda y las autoridades decidieron exhumar el cuerpo enterrado en el cementerio Celestial de La Paz, para confirmar la identificación.

Eduardo León ha estado siguiendo minuciosamente el trabajo de los peritos y ha firmado todas las actas de las investigaciones después de la exhumación del 25 de septiembre. "Hemos observado que se ha actuado realizando tomografías, radiografías, hemos participado en el traslado del cráneo para los exámenes respectivos, vimos la toma de muestras del menor. Acompañamos todo el trabajo científico que se cumplió”, dijo León a EL DEBER.