Escucha esta nota aquí

Wilstermann y Palmaflor disputaron este miércoles un buen partido en el Félix Capriles. El equipo que dirige Mauricio Soria se llevó la victoria por 2-1, un resultado apretado que demuestra lo difícil que fue para el aviador quedarse con el triunfo en este partido de ida por la primera fase de la Copa Sudamericana.

El cuadro rojo dominó gran parte del encuentro, pero la reacción de Palmaflor en el tramo final de la segunda parte fue determinante para acercarse al empate.

Wilstermann fue efectivo de entrada en el primer tiempo. Abrió el marcador a los 7 minutos, tras un centro razante de Serginho y que aprovechó el volante Moisés Villarroel para cambiarle la trayectoria a la pelota y desubicar al golero Gustavo Salvatierra.

Esta conquista sorprendió al cuadro de Quillacollo, que tuvo un gran repunte entre el minuto 13 al 26’. Ricardo Noir y Jaime Santos tuvieron magníficas oportunidades para conseguir la paridad, pero estuvieron fino en la definición. La más clara fue la del delantero argentino que estrelló la pelota, de cabeza, a uno de los postes del arco de Arnaldo Giménez.

Luego de ese difícil trance, los aviadores asumieron el dominio del partido. La tarea de Carlos Áñez fue importante en las salidas por derecha como la del brasileño Serginho en ofensiva.

Presionó más al rival y por eso llegó al segundo gol mediante el delantero colombiano Humberto Osorio a los 38’.

En el complemento, el partido creció en emociones, especialmente desde el gol de tiro libre del delantero Fernando Saldías a los 75’. Hasta antes de esta conquista, Wilstermann parecía cómodo con el resultado, sin embargo la historia partido cambió después del gol del atacante de Palmaflor.

A los 84’ nuevamente Saldías estuvo cerca de lograr la paridad mediante un potente remate. Mauricio Soria puso incorporó en esta etapa a Patricio Rodríguez y a William Álvarez para fortalecer la ofensiva.

Fue un ingrediente más del partido, que se jugó con buen ritmo hasta el final y que le dio la posibilidad a Wilstermann de dar un paso importante, aunque la revancha del 7 de abril será tan candente como lo fue el partido de este miércoles.


Comentarios