Escucha esta nota aquí

Monika Jessen lidera la pastelería Fridolin, una vez que sus padres y hermanos se fueron alejando poco a poco del legado familiar, cada uno con su propio emprendimiento. 

Ella tomó las riendas del dulce imperio, junto a su esposo Williams Anglarill y sus dos hijos, Karen y Jan Paul. 

Hoy festejan 45 años de historia, con 30 sucursales y cerca de 900 productos.

Esta dama que se declara autodidacta, aprendió a hacer pasteles con solo ver a su madre y mirando las recetas en los libros, ha dedicado su vida a ese oficio desde que llegó al país, oriunda de Austria, por los primeros años de la década del 60, a San Ignacio de Velasco. En 1975, el familión de don Christian y doña María fue ganando fama de pasteleros, en toda Santa Cruz.

Anécdotas

“La primera torta que entregó mi mamá a domicilio, fue una de moka. Ella trabajaba muy entusiasmada, con la primera venta iba a ganar Bs 5, en ese tiempo no estaba mal, pero se le hizo tarde y tuvo que ir en taxi, el pasaje fue Bs 5; regresó a casa, sin un peso, pero feliz.

En otra ocasión, tocaron la puerta a medianoche, era una pareja que quería una torta para la señora que estaba embarazada, se disculparon por la hora y les vendimos lo que ella deseaba”, recuerda Monika.

Siempre innovando

“Respecto a los productos que estamos desarrollando, siempre tenemos en promoción la torta del mes, en Bs 99. En febrero está la llamada volcán, que viene con masa de chocolate, baño y relleno con un tipo ganache de chocolate, que al cortarla se va derramando en la bandeja.

Otra novedad, son la variedad de galletas, hay cinco sabores, como las vanillekipferl, con almendras; las galletas lotus, típicas de Bélgica, tienen un sabor delicado a canela y mantequilla; las galletas con chip de chocolate, típicas americanas; las combinadas de masa negra y blanca y los tradicionales alfajores de coco”, indica la líder de Fridolin, con toda la sencillez y templanza que la ha caracterizado siempre, la mejor herencia de sus progenitores.

Novedades. Galletas vanillekipferl, con chocolate, combinadas, lotus y alfajores.

Prole. Los siete hermanos Jessen Pittesser en la apertura de Fridolin en la Av. Cañoto

Comentarios