Escucha esta nota aquí

“Había que tener un nombre para vender el producto, y lo primero que se me vino fue Dulcy, como yo”, cuenta sonriendo la repostera brasilera, que se asentó en Santa Cruz en 1988, y hoy se siente una cruceña más, amante de esta tierra de oportunidades.  

Van más de 20 años desde que se inició en el rubro de los alimentos. “Una tarde reflexionaba sobre la vida y cómo generar recursos sin necesidad de salir de casa, ya que debía cuidar de mis hijos a tiempo completo (uno de ellos acababa de salir de un cuadro de coma profundo, un verdadero y real milagro de Dios), y bueno ocurrió enseguida otro milagro, Dios me envió a la alacena de casa y saqué harina, mantequilla, huevos, leche y otros, e hice mi primer queque. La verdad nunca pensé que ese queque me llevaría donde estoy”.

Un saber ancestral, de aquellos que pasan de generación en generación, y esto unido a la necesidad, dio pie al empredimiento de Dulcimar Cury Padilla, nacida en Guajara-mirin Rondonia, Brasil, en 1964. De padre brasilero y madre boliviana. Es divorciada y tiene cuatro hijos, que actualmente, la apoyan en el negocio de todos, ellos son Joaquín (32), Diego (28), Ricardo y Rodrigo (26)

Es una mujer muy creativa e innovadora, sobre todo, cree en sus proyectos. Asegura que su principal alimento y fuerza, es su fe en Dios y en ella misma. “Eso no significa que todo proyecto es un éxito, para nada… son más los fracasos, pero el sabor de superarlos no tiene precio”, remarca.



¿Qué diferencia a Dulcy Gourmet de las demás pastelerías?

Con certeza todos los emprendimientos tenemos ese algo que nos hace especial, ese toquecito. No me gusta imitar, ni copiar… esa es una de nuestras grandes diferencias. Siempre tratamos de ser diferentes, para ello solo tenés que hacer trabajar la cabecita y enfocarte en la creatividad. Doy cursos de todo lo que produzco y uno de los consejos que comparto, es: Traten de no ser un doble de la competencia.

¿Cuáles son los sabores que son un éxito en su servicio? ¿Por qué lo recomienda?

Es difícil elegir entre todos mis productos cual es el mejor, todas las recetas han sido elaboradas y testeadas con todo el cuidado, buscando equilibrar sabor, calidad y perfección. Los queques tienen lo suyo, como las coxiñas, los kibes, los brigadeiros, los sandwichs, todos y cada uno, son especiales.

Las tortas con azúcar son un espectáculo, pero las que me tienen enamorada en este momento, son las tortas zero (cero harinas, cero azúcares). Quisimos llegar a un público diferente y lo hicimos, diabético, celiacos, fit o simplemente, personas que quieran comer saludable. Es una línea nueva que te exige mucha responsabilidad, pues estás tratando con personas que realmente no pueden consumir azúcar o harina.

Las tortas zero son tan hermosas como deliciosas… no son diferente a las normales, son quizás mejores.

Como anécdota le cuento que cierto día un cliente nuevo me dice: llevaré una torta zero, la comeré y luego me haré medir la glicemia. Pues el señor se convirtió en un preciado y constante cliente.



¿Trabaja con merengue, crema de leche o crema de mantequilla?

En nuestra línea zero trabajamos mucho con crema de leche natural y en nuestra línea de tortas con azúcar utilizamos mucho el brigadeiro.

¿Cuál es el modelo de negocios que maneja?

Cuando nos iniciamos era super artesanal, me gusta recordar como empecé, me motiva y siempre me hago la pregunta… ¿cómo pude? Siempre agradezco a Dios por no faltarme, por alimentar mis ganas, por darme esa fuerza, capacidad y perseverancia, sin esos ingredientes no hubiera podido.

Las ganas de tirar la toalla vienen en muchísimas ocasiones, pero cuando sabés que lo tuyo no es un negocio, es un proyecto de vida, es una necesidad, es la responsabilidad de generar recursos para criar a tus hijos, cuando tenés claro que todo trabajo tendrá su lado complicado, entonces ¿por qué dejar lo que ya tenés encaminado?

Seguir, es la respuesta. Lo más hermoso de ser emprendedor es que nunca dejás de serlo, ni bien salís de una, ya entrás en otra.

Debo decir que la publicidad boca a boca es excelente, ofrecer tus productos te da la oportunidad de describirlos y acabás convirtiéndote en un vendedor estrella. Hoy las ventas son a través de las redes sociales.

Las oportunidades de trabajo en su empresa, para las mujeres, ¿qué porcentaje representan?

50 % de mi equipo son mujeres.



¿Dónde consigue sus insumos y cuáles son los más costosos?

Los insumos los compramos en el mercado local, mayorista y minorista. Sin lugar a duda la parte de lácteos, crema de leche, queso crema, dulce de leche, leche condensada, crema de leche repostera y chocolate es la parte más cara, sin embargo, es muy importante no mirar precios, sino calidad en la hora de elaborar una torta.

¿Tiene proyectos que poner en marcha a corto plazo?

Convertirme en una potencial industria de alimentos. Exportar mis productos, cruzar fronteras nacional e internacional, sueño con ser una Bauducco.

Son 20 años en esta faena, no es poco, pero he logrado mucho, realmente me presiono demasiado. Hay que contar que en estos 20 años crie cuatro hijos sola, hoy por hoy todos profesionales, excelentes seres humanos y todo eso con la ayuda de Dios.

Además de esto logré posesionar mi marca en el mercado, luego de mucho camino recorrido, parada en las escuelas y bancos ofreciendo mis queques, lo logré, formé una empresa legalmente constituida.

Estamos con un proyecto espectacular a corto plazo, aun preferimos mantenerlo en secreto, Dios quiera podamos lanzarlo fines de febrero. Es interesante, hermoso, emocionante, delicioso… me tiene ansiosa realmente. Ya les contaremos. Es como tener un hijo nuevo, darle un nombre, vestirlo, alimentarlo y lanzarlo al mundo. Apostar a nuestra marca, Dulcy Gourmet, nos da la confianza que será un éxito.

Si ud fuera una torta, ¿Cuál sería?

Sería una torta de canela, suave y húmeda, con relleno y cobertura de brigadeiro de dulce de leche con una delicada lluvia de azúcar y canela.



¿Dónde podemos encontrar sus productos?

La central está en el barrio Hamacas y nuestra sucursal, en el Shoping Fidalga, del 3er anillo y la avenida Cristo Redentor. También en Facebook: Dulcy Gourmet

Y… un consejo para las emprendedoras: Sigan sus sueños, hay un mercado esperando por todos.

Comentarios