Escucha esta nota aquí

¡Sí hay tiempo! ¡Se puede! ¡Vos sos pasión!”, esas son las frases que Adela Nagashiro destaca cuando relata su historia sobre cómo inició la actividad física, deportiva, hace dos años atrás. Expresa que no hay excusas para empezar a caminar, alimentarse bien y tener una buena actitud cuando se trata de cuidar la salud para ser mujeres autónomas y madres felices.

“Después de una revisión médica, de costumbre y muy cerca de cumplir mis 50 años, decidí levantarme a caminar porque debía combatir el sedentarismo. Fueron cinco minutos en los que empecé a mirar los árboles, escuchar el canto de los pajaritos, ver el amanecer, respirar el aire fresco y sentir la brisa. Era como volver a mi infancia, recordé los días cuando junto a mi padre y mis hermanas nos levantábamos a las 5 o 6 de la mañana para ir trotando hasta un riachuelo cerca de mi casa, en Trinidad, mi ciudad natal”, relató sobre cómo regresó a la rutina de moverse, tras el sacudón de los resultados de sus laboratorios.

Adela Nagashiro Vaca (51), es comunicadora social, emprendedora, divorciada y madre de Sofía (21), Francisco (17) y Zoé (14) Méndez Nagashiro. A sus tres tesoros les está transmitiendo el amor por la actividad física, para que el hábito sea de la familia completa.

Los cinco minutos de caminata, en una semana se extendieron a 10; posteriormente, por consejo de Javier Alpire, un deportista beniano, empezó a intercalar caminata y trote suave, aumentando el tiempo. En un mes mantuvo la rutina y se planteó una meta: participar en la reconocida carrera 4 Estaciones para celebrar sus cinco décadas, por la salud y la vida.

Adela se entusiasma, le brillan los ojos y sonríe, cuando habla de esta nueva faceta de su vida, con la que alejó las enfermedades que la estaban acechando. “Fue un tiempo de desempolvar los tenis, preparar la polera, la calza y alimentar nuevamente mi espíritu deportista, pues hasta mis 30 años jugué básquet y luego me senté. Ya no más”, recordó.

Su primera carrera

Ramiro Chuquimia, su amigo que es atleta, le mencionó que la Unifraz había lanzado la convocatoria para una carrera solidaria por la niñez, la inscripción era un juguete, pero ella llevó un poco más. Así revivió la contienda: “Ver atletas con mucha experiencia, y otros que participaban por primera vez, fue emocionante. También había equipos, eso para mí fue un gran acontecimiento. Escuchar el silbido de partida, sentir el latido de mi corazón, controlar la respiración, mantener el ritmo y la resistencia, durante el recorrido, representó una experiencia extraordinaria. Cruzar la meta fue una verdadera fiesta, después de lograr los primeros cinco kilómetros en una carrera oficial y ser parte de una comunidad que contagia de entusiasmo”.

En la ruta

Después de dos meses de haber mantenido la rutina, alimentándose correctamente, tomando vitaminas y durmiendo adecuadamente, participó en la primera carrera de las 4 Estaciones en 5 Km, una de las más concurridas. “Volví a sentir la adrenalina, más fuerte, porque empezaba a cumplir mi propio reto. Me dije, al iniciar la carrera, aquí va la primera estación de cuatro”, expresó.

Sin embargo, Nagashiro, luego de cumplir sus 50 años con mucha alegría, participó en otros eventos como la Maratón Internacional Santa Cruz de la Sierra, Carrera Internacional Adidas, Carrera del Centro de Parálisis Cerebral, entre otras. Recordó que en un mes participó en cuatro competencias, es decir que los domingos se convirtieron en encuentros con adolescentes, jóvenes y adultos mayores, que fueron su inspiración.

El 2019 para Adela fue un gran año, pues de las cuatro carreras que se planteó para celebrar, como dice, ‘La chica 5.0’, a fin de año se sentó a contar las medallas de participación y obtuvo 11; es decir que sus logros fueron mayores. ¡Se puede! ¡Vos sos pasión!, expresa y así demuestra que es posible ser mujeres y madres activas.

El 2020, en tiempos de pandemia, se lanzó a ser duatlonista (1,5K Run-20K Bike-5KRun), en el Challenge Virtual Javier Alpire Sport, donde participó en tres competencias, además de correr en otros eventos a nivel nacional e internacional. El cierre, con mayor responsabilidad, fue una competencia nacional virtual de triatlón convocada por la Federación Boliviana de Triatlón, representando al Beni.

Este año, continuará con su objetivo de mantener la actividad física por salud y bienestar. Se planteó nuevos retos. “Correr y pedalear, a diario, es parte de mi vida y mi pasión”, finalizó la atlética madre que aconseja dar el primer paso con determinación, que es la mejor decisión que podemos tomar.

Consejos para las mamás

Definir su meta. Mantener la rutina en la actividad física que decidan. Alimentarse equilibradamente, tomar vitaminas y dormir entre siete a ocho horas. Pedir apoyo a profesionales para evitar lesiones. Perseverar, persistir y resistir. Pensar que, de las 24 horas del día, 30 minutos son importantes para mantener una buena salud. La felicidad está en cada uno. “Solo debemos levantarnos a correr, pedalear, nadar, jugar tenis o realizar la actividad física que deseen, pero con pasión”.

Adela en competencia

Comentarios