Escucha esta nota aquí

Alabo a todas las mujeres que hubo en mi camino… Las que me mostraron las maneras de ir y de no ir, cuya fuerza y compasión sostuvieron una antorcha de luz y me instaron a seguir, cuya debilidad e ignorancia oscurecieron el sendero y me encaminaron hacia otro lugar.

A las mujeres que hubo en mi camino, que me mostraron cómo vivir y cómo no vivir. Cuyas gracias, éxito y gratitud me elevaron hasta la plenitud de mi entrega a Dios, cuya amargura, envidia y talento desperdiciado me alertaron sobre la vaciedad del egoísmo.

A las mujeres que hubo en mi camino, que me mostraron lo que soy y lo que no soy. Cuyo amor, ánimo y confianza me sostuvieron tiernamente y me impulsaron con suavidad, cuya crítica, desencanto y falta de fe me condujeron a niveles más profundos de compromiso y decisión.

A las mujeres que hubo en mi camino, las que me enseñaron el amor mediante la oscuridad y la luz. A estas mujeres les digo: “Que Dios las bendiga”

Y les agradezco desde lo más profundo de mi corazón, pues por su alegría y sacrificio he sido sanada y liberada.

Por: Rev. Melissa M. Bowers (Sopa de Pollo para el Alma de la Mujer)

“Todo esto no lo conoce el hombre. Él no sabe nada de esto. No sabe la diferencia entre el “antes del amor” y el “después del amor”, entre el antes y el después de la maternidad. No lo puede saber. Solo una mujer puede saberlo y hablar de ello.

Es por eso que nosotras, mujeres y madres, nunca nos dejaremos persuadir por el machismo de los hombres. Una mujer puede solo una cosa, cuidar de sí misma, puede conservarse decente, ella debe ser cuál es su naturaleza. Debe ser siempre niña y madre.

Antes de cada amor es niña. Después de cada amor es madre. En esto podrás saber si ella es buena mujer y madre. Sin duda, se trata de una visión idealizada de la mujer y de la madre.

En ellas también existen las sombras que acompañan siempre a la condición humana, también a la femenina. Pero hoy, olvidemos las sombras para centrarnos solo en el momento de luz que toda mujer es”.

Tags

Comentarios