Escucha esta nota aquí

En realidad, todas las etapas de la vida requieren una alimentación saludable, sin embargo, la etapa estudiantil es donde se tiende a consumir demasiados alimentos cargados de azucares y grasas, (comida rápida) basándose más en el gusto o sabor sin tomar en cuenta que en esta etapa está implicada el desarrollo intelectual y crecimiento físico. Se torna importante provisionar los nutrientes que el organismo requiere para cubrir las necesidades y las exigencias propias de esta edad, entre la infancia y adolescencia.

Alimentación más equilibrada

Es la mejor manera de tener energía durante todo el día. Una buena alimentación brinda las vitaminas y minerales (acondicionamiento físico) para realizar deportes y otras actividades. Ayuda a mantener el peso ideal y a prevenir hábitos de alimentación que no sean saludables. Evita las enfermedades.

¿Qué significa comer sano?

Es hacer todas las comidas y me riendas a tiempo, no saltarse el desayuno, la merienda de la mañana, l almuerzo, la merienda de la tarde y la cena. Balancear los alimentos altos en nutrición con cantidades moderadas de dulces y comidas fast food, porque no se trata de prohibirles sus gustitos. Los chicos deben aprender a comer cuando tienen hambre y parar de comer cuando se estén satisfechos. Deben conocer más sobre nutrición y los buenos alimentos para toda su vida.

Hay que escoger lo bueno

Preferir los alimentos horneados, hervidos, ahogados, son maneras saludables de cocinar en vez de fritos. Usar hierbas secas (orégano, laurel, albahaca) y especias (pimienta, limón, ajo en polvo) para darle sabor a sus comidas, en vez de añadirle mantequilla, margarina y salsas con grasa. Quitar la piel y la grasa a las carnes, va a continuar recibiendo la nutrición que necesita y continuará disfrutando del rico sabor y además ¡es más saludable para el corazón!

Consejos para comer más saludable

No omitir las comidas. Es importante planificar las comidas y las meriendas con un menú semanal. Lo crea o no, es vital comer 3 comidas y 2 meriendas. Es la mejor manera para mantener los niveles de energía y un peso saludable. No es fácil seguir una buena alimentación. Consumir golosinas y comidas menos saludables es tentador porque pueden ser más fáciles de conseguir o de preparar, o satisfacen un antojo. El menú diario deber ser balanceado con alimentos de todos los grupos y muchas verduras y cereales. Comida y merienda baja en grasas saturadas y colesterol. Se debe moderar el consumo total de grasas, significa que menos del 10 por ciento de sus calorías diarias deben provenir de grasas saturadas (las frituras, las comidas rápidas). También consumir cereales todos los días. Especialmente los integrales, que son una buena fuente de fibra. Así como suficientes frutas y verduras. Una o dos variedades de fruta y 2 porciones grandes de verdura por día ayudan a cuidar la salud. Que la merienda sea baja en calorías. Sobre todo, lo proveniente de azúcares agregados, como en golosinas, galletas y tortas. Evitar comidas saladas. Preferir los alimentos con menos sodio o sal. Tomar en cuenta que el exceso de sodio favorece la retención, el sobrepeso y la hipertensión. Ponga atención a su cuerpo. Consejo para los adolescentes: coma lentamente. Trate de hacerlo despacio para que sus comidas duren por lo menos 20 minutos, ya que ese es el tiempo que toma para sentirse lleno.

Comentarios