Escucha esta nota aquí

¡A disfrutar! La receta favorita de estos últimos tiempos, es el pastel de terciopelo rojo, increíblemente suave, húmedo, mantecoso y cubierto con un glaseado de queso crema delicioso. Y hablando de queso crema, no hay como olvidar la tarta clásica con este ingrediente lácteo.

La chef Nicole Wille te da unos importantes tips para que tus recetas salgan para chuparse los dedos: "Es importante engrasar bien las paredes del molde con aceite en spray, así no tendrán problema al desmoldar la tarta. La masa de galleta quedará más crujiente si extendemos bien fina en el molde con una cuchara o la base de un vasito. Usar los ingredientes a temperatura ambiente y batirlos con un batidor de varillas manual, así no quedará una mezcla con mucho aire. Si tiene mucho aire subirá en el horno y luego se desplomará quedando una masa tiesa.

Si querés más consejos e información, consultale a la chef, que atiende a las lectoras que se inician en la preparación de comidas y postres. Podés hacer contacto a través del celular 756-72722 o escribirle tus dudas al email: [email protected]

Tarta especial de queso crema

Ingredientes de la corteza: 1 y 1/2 tazas de galletas de vainilla a elección (molidas hasta que esté como harina), 2 cucharadas de azúcar, 4 y 1/2 cucharadas de mantequilla sin sal derretida.

Relleno: 900 gr de queso crema a temperatura ambiente, 1 y 1/8 tazas de azúcar, 2 cucharadas de maicena, 4 huevos grandes más 1 yema de huevo, a temperatura ambiente, 1/2 taza de crema de leche, 1 y 1/2 cucharaditas de extracto puro de vainilla, ralladura de 1 limón (1 cucharadita)

Preparación: Precalentar el horno a 180 ° C. Envolver un molde desmontable (fondo y lados) con papel de aluminio. En un tazón, mezclar las migas, azúcar y mantequilla derretida hasta quedar una masa humedecida. Presionar la masa en el fondo del molde hasta quedar una capa uniforme. Hornear durante 9 minutos hasta dorar. Retirar del horno y dejar enfriar. Aumentar la temperatura del horno a 220 ° C.

Con una batidora, unir el queso crema a velocidad media-baja hasta que esté suave, 2 minutos. Agregar el azúcar mezclando bien hasta quedar todo parejo. Raspar los lados y el fondo del tazón según sea necesario. Echar la maicena sin parar de batir. Luego los huevos uno a uno hasta que todo esté completamente combinado. Poner la crema de leche, el extracto de vainilla y la ralladura de limón, sin parar de batir, quedando una consistencia suave. Verter la masa en el molde con la corteza enfriada, uniformemente. Hornear la tarta durante 10 minutos, luego bajar la temperatura 110 ° C y hornear más 60 minutos, hasta dorar alrededor de los bordes, los lados quedan firmes pero el centro todavía ligeramente tembloroso.

Apagar el horno, abrir la puerta hasta la mitad para dejar entrar aire frío, y así dejamos durante 60 minutos más. Esto ayudará a evitar que la tarta se agriete. Retirar la tarta del horno para enfriar. Cubrir con film plástico y refrigerar durante la noche o por al menos 12 horas. Esta tarta de queso se mantendrá en el refrigerador hasta por 5 días. Opcional, ¡servir con jalea de mora!

Pastel de terciopelo rojo

Ingredientes del pastel: 2 y 2/3 tazas de harina, 1/4 taza de cacao en polvo sin azúcar, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1/2 cucharadita de sal, 1/2 taza de mantequilla sin sal ablandada a temperatura ambiente, 1 y 3/4 tazas de azúcar, 2 huevos grandes a temperatura ambiente, 1/2 taza de aceite vegetal, 1 botella (30 ml) de colorante alimentario rojo líquido, 2 cucharaditas de extracto de vainilla, 1 cucharadita de vinagre blanco, 1 y 1/3 tazas de yogur a temperatura ambiente.

Glaseado de queso crema: 360 gr de queso crema ablandado, 3/4 taza de mantequilla sin sal ablandada a temperatura ambiente, 3 tazas de azúcar en polvo, 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla.

Preparación: Precalentar el horno a 180 °C. Rociar con aceite en aerosol antiadherente dos moldes redondos, cubrir el fondo con papel pergamino y reservar. En un tazón grande, mezclar bien y luego tamizar la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato de sodio y la sal, dejar a un lado.

En otra fuente, batir la mantequilla y el azúcar, agregar los huevos uno a uno, luego el aceite, colorante, vainilla, vinagre y poco a poco los ingredientes secos, alternando con el yogur, comenzando y terminando con los ingredientes secos. Cuidar de no mezclar demasiado la masa. Distribuir uniformemente la masa en los moldes para pasteles preparados. Hornear durante 28-32 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro de los pasteles salga limpio.

Retirar con cuidado del horno, dejar enfriar 20 minutos. Desmoldar con cuidado mientras preparas el glaseado, batir el queso crema hasta quedar suave, adicionar la mantequilla, mezclar más 1 minuto para adicionar el azúcar impalpable y la vainilla combinando bien parejo. Para armar la tarta, rellenar los pasteles con la crema y luego usar el restante del glaseado para cubrir la parte superior y, opcional, también los lados del pastel. Se puede hacer tortas individuales.

Comentarios