Escucha esta nota aquí

La independencia económica es un factor clave no solo para reducir la pobreza sino también la violencia hacia la mujer. Su participación en la economía formal permitirá que el país se reactive de manera más rápida e inclusiva. 

Según el Reporte Global de brecha de género 2020, Bolivia ocupa el puesto 105 en participación económica y oportunidades para las mujeres. Informa en este artículo Annelissie Arrazola, la coordinadora del Instituto de la Mujer & Empresa, IME.

¿Cómo es el perfil de la boliviana?

Nuestra investigación durante la pandemia a un grupo de 507 emprendedoras bolivianas, nos ayudó a crear un arquetipo. Esta es madre, de aproximadamente 36 años, decidida, arriesgada, perseverante, creativa e innovadora, tiene muchas habilidades en comunicación y marketing, capacidad de innovación y buena en ventas. Sin embargo, necesita fortalecer sus conocimientos en manejo financiero, impositivo, acceso a capital y hacer crecer sus redes de contacto.

La resiliencia femenina en pandemia

El Instituto de la Mujer & Empresa hace 3 años impulsa y potencia a las emprendedoras de base tecnológica en un proceso de incubación de estas ideas de negocios, y el Banco FIE apoyó a la implementación de todos estos procesos de manera digital.

Es así que durante la crisis del Covid-19 las emprendedoras enfrentaron el desafío con resiliencia, y lograron adaptar rápidamente sus negocios a los nuevos requerimientos de la realidad tales como bioseguridad, comercio electrónico, delivery, estrategias de atraer nuevos clientes y de fidelizar a los antiguos.

Emprendedoras sobresalientes

Es importante mencionar el rol fundamental de las empresarias y directivas en el proceso de mentoreo o mentoring, ya que aportan de manera invaluable a la aceleración de estos negocios. Se necesitan más mujeres que compartan aprendizajes, estrategias, tips, consejos que permitan a las nuevas emprendedoras acortar tiempos y minimizar posibles errores. Desde el inicio de 2020 destacamos a algunas emprendedoras que no se rindieron y no se cansaron de apostar por sus sueños.