Escucha esta nota aquí

Junio. A pocos días de iniciar el invierno. Nos encontramos viviendo la 3era. ola de la pandemia y debemos mantener un estilo de vida saludable. Por tu salud. Por tu vida, seguí una dieta apropiada, dormí bien, hacé ejercicios y mantené el contacto con tus seres queridos a través del WhatsApp, Facebook, Instagram, correos y otras plataformas de las redes sociales.


La nutricionista Rita Medina recomienda: Por tu salud y por tu familia, salvo por necesidad, ¡QuedateEnCasa! Evitá consumir alcohol, cigarro y drogas para gestionar tus emociones. Si te sentís abrumada por el autoencierro en casa, hablá con un especialista en salud, llama a tu médico amigo que puede ayudarte con un plan de ayuda física o mental. Es importante buscar ayuda.


¿Cómo aumentar las defensas? 

Tener buenas defensas es una de las principales recomendaciones de los médicos, además de las normas básicas de higiene. Alimentarse bien puede ayudar a protegerte, en general, tener una dieta saludable que le dé al cuerpo las vitaminas y proteínas que necesitamos frente al Covid-19. La Organización Mundial de la Salud, OMS, y los especialistas en nutrición informan que los productos cárnicos (res, cerdo, pollo, pescado) pueden consumirse de forma segura, si se cocinan y se manipulan correctamente durante su preparación.

Lo ideal es usar distintas tablas de cortar y cuchillos, al manipular carnes crudas y alimentos cocinados, sobre todo, lavarse las manos antes, mientras y después de haber preparado los alimentos.


Alimentos llenos de poder

Cítricos. La vitamina C es uno de los componentes más importantes para la defensa del cuerpo humano. Frutas como la naranja, el kiwi, el limón, la mandarina, la sandía, el melón y la frutilla, tienen grandes cantidades de este componente. Además consumí tomate, pimentones, espinacas y acelga. También son recomendables la zanahoria, el zapallo, la papa, el camote y todas las verduras.

Ajo. El mismo componente que le da al ajo su particular olor es el que lo hace un alimento perfecto para las defensas: la alicina. Este producto es considerado como un antibiótico natural. Sin embargo, cuando se cocina, el ajo pierde esta propiedad. Mejor consumirlo fresco o rallado en el arroz cocido, ensaladas y pastas.

Cebolla. Entre los muchos beneficios que tiene este alimento rico en minerales, destaca que, como el yogur, la cebolla ayuda a la flora intestinal y al tratamiento de enfermedades respiratorias como resfriados comunes.

Pescado. Si los cítricos son ricos en vitamina C, los pescados son ricos en vitamina D, componente necesario para la vida que, además de ayudar a absorber los nutrientes, es necesaria para el movimiento de los músculos. Esta vitamina puede ser encontrada en pescados como la sardina, el atún o el salmón.

Yogurt. Ha sido comprobado como método preventivo para las enfermedades respiratorias, debido a que tiene un componente llamado probiótico. Esta sustancia tiene microorganismos que ayudan a la regeneración de la flora intestinal.

Comentarios