Escucha esta nota aquí

¿Qué es lo que más deseás alcanzar a poco de vivir una noche llena de magia, ideal para realizar los rituales del Año Nuevo? Entre las 12 uvas de los buenos augurios, el plato de lentejas que atrae la fortuna y el paseo con una maleta soñando con viajes y aventuras, hay la costumbre de vestir ropa interior de determinados colores para lograr los anhelos más esperados. 

Así que a tomar en cuenta las ‘bondades’ de algunos tonos fortificantes que tienen el poder de atraer las buenas vibras, según los preceptos de la milenaria astrología china.



Blanco. Significa la paz y el equilibrio interior. Es el color antiestrés para el próximo año si quieres sentirte mucho más tranquila y zen.

Verde. El aliado del bienestar y la salud. Si piensas seguir un estilo de vida mucho más saludable, llega el momento de usar los tonos naturaleza.

Amarillo/ Naranja. Son los colores de la prosperidad y la buena fortuna. Puedes usarlo en tu ropa interior, o en alguna joya (dije, pulsera). Aplica una esencia cítrica para reforzar su efecto, te sentirás más revitalizada para iniciar un nuevo año.

Rosa. El símbolo de lo femenino y de romance es un color que empodera y ayuda a enfrentar los momentos difíciles. Atrae paz y tranquilidad.

Rojo. Es el color del amor y la pasión. Ideal para atraer el amor o encontrar un ser especial que te haga sentir súper hermosa y amorosa ante la vida.

Negro. Según la mística, es un color poderoso que funciona como un escudo de protección para alejar las malas vibras y la envidia.

Morado. Es el color de la espiritualidad y la esperanza que nos ayuda a vivir más liviana. Puedes usarlo en Año Nuevo, y principalmente en las prácticas de meditación o yoga, si es de tu agrado.

Modelos: Leticia Abellán y Stephanie Peterson/Fotos: Felipe Loaiza y Martín Palombini

Comentarios