Escucha esta nota aquí

Las entusiastas catequistas de la Parroquia María Auxiliadora y el grupo pastoral del colegio Uboldi, se dieron a la tarea de motivar a vivir la Palabra de Dios y tener una experiencia de amor, después de casi dos años de distanciamiento por la pandemia. Hicieron un pesebre viviente con los niños que se preparan para recibir la Primera Comunión, inspirados por San Francisco de Asís, quien fue el primero en realizar algo semejante. Aprovechamos sus ensayos para conocer el mensaje que quieren dar y también para compartir el deseo de los niños que participaron de la catequesis sobre la Navidad.

Palabras de fe y amor: “Dejemos que Jesús sea el centro en la vida de todas las familias. Participemos de la Misa de Gallo o la Misa de Navidad con mucho fervor”, indica la catequista Rosita Peducasse (15 años).

¿Qué dicen los niños?

Isabella Flores Antelo, llena de entusiasmo y fe en la representación de María, comentó: “Pido a los niños a no estar pendiente de los regalos, que se dediquen en Nochebuena a abrazar a cada uno de sus seres queridos”.

Sebastián Cuellar Monasterio, solemne en el papel de José, elegido para ser el padre de Jesús: “Deseo que los niños celebren el Nacimiento junto a sus seres queridos”.

Mario Andrés Cortez, el que representó al Creador Supremo: “Quiero decirles que el mayor regalo es el amor en la familia, y a los padres que pasen tiempo con sus hijos para que aprendan a amarlos”.



¡Una historia de más de dos mil años!

Sor Rafaela Amaral, directora del Colegio Uboldi, recuerda que esta época prepara nuestros corazones a algo grande, que con hilos de seda se va entretejiendo la vivencia de lo real y lo divino, elevando nuestra dignidad humana y preparándonos a celebrar la Navidad. Son más de dos mil años que el coro de los ángeles resonó en el mundo anunciando la venida de nuestro Salvador y san Francisco de Asís ha querido plasmar con la celebración de un Pesebre Viviente, desde el año 1223 a nuestros días, nos envuelve en el misterio del Nacimiento de Jesús. “El amor al niño Dios es su legado para nosotros”, y nuestros niños hoy en día perpetúan este acontecimiento sagrado transportando nuestras vidas, nuestros sentimientos, nuestras emociones a la cuna de Belén. ¡Feliz Navidad!



Pesebre viviente. Isabella Flores, Sebastián Cuéllar y Hugo Camilo Peducasse, representando a María, a José y el Niño Dios. Texto: Patricia Roca (Periodista y catequista)

Comentarios