Escucha esta nota aquí



Ana Sánchez, psicóloga, responde a la carta de una lectora de la Revista Para Ellas:

¿Cómo terminar una relación?

Buenas tardes, mi nombre es María y soy una lectora de Para Ellas. Quiero que me ayude, tengo un gran problema y no sé cómo salir de él. Me involucré con una persona, pero nunca sentí amor. Cuando quise dar por terminada mi relación él se opuso rotundamente. Me pidió darle un tiempo para acostumbrarse a mi ausencia. Pero nada cambia. Pasa el tiempo y no veo el día en que se vaya. Intento dejarlo y se pone como loco y en verdad me aterroriza y eso hace que yo siga con él porque en verdad me da miedo, es muy impulsivo y me amenaza. Dice que jamás me va dejar tranquila si yo lo dejo sin su consentimiento y lo creo capaz de cualquier cosa. ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo debo tratar a esta persona? Ya no aguanto más, mi situación es terrible. Por favor espero su orientación.

Querida María, En primer lugar, no debes sentirte responsable de que tus sentimientos hacia él no hayan prosperado. Esto es parte de las reglas de juego y lo que puede ocurrir dentro de una relación. Para construir amor, se necesitan dos. Sin embargo, él te está manipulando a vos con amenazas porque se siente vulnerable y lleno de temores en caso de ser abandonado. Lo que él no evalúa es que esto te aleja de él, cada día más y produce el efecto inverso... te aleja en lugar de acercarte. Debes decirle esto que acabas de leer.

Y si a pesar de hablarlo, él sigue con amenazas, deberías actuar en una segunda dirección. Me refiero a que comentes lo que te ocurre con familiares tuyos que puedan ayudarte a sostener una conversación con él, acerca de su absoluta oposición a lo que él está haciendo contigo, y denunciarlo penalmente en un futuro cercano, en caso de que esto se convierta en un permanente acoso hacia tu persona.


Si necesitas aliviar un dolor, dejo este correo (conversandoconana@gmail.com), donde puedes escribirme tus consultas, las que responderé aleatoriamente. En el mismo también podrás pedir una cita terapéutica.



Comentarios