Escucha esta nota aquí

La mayoría de las personas olvida o deja de lado el cuidado del cuello, papada y escote, centrándose únicamente en el rostro. “Esto es un gran error, ya que estas zonas envejecen antes, al ser una piel mucho más fina, delicada y seca, por sus características biológicas, tienen menos grasa y menor regeneración cutánea”, afirma la dermocosmiatra y esteticista Valeria Cortez.

La flacidez también aparece en estas zonas, el peso de la propia piel hace que se descuelgue debido a la posición vertical y lo poco que es ejercitada la musculatura.

También inciden los factores genéticos, el consumo de alcohol, cigarrillos, estrés, alimentación, etc.; todo ello juega un papel importante a la hora de degradar el cuello y el escote.

Previsiones en casa

Al igual que el rostro también es importante hacer una rutina diaria, dos veces por día (mañana y noche). Debés limpiar el rostro, cuello y escote con un producto adecuado.

Hidratar y tonificar bien esas áreas ya que las arrugas sobre una piel seca y deshidratada se marcan de forma más profunda. Utilizá un tónico dando pequeños toques con un disco de algodón para equilibrar el PH.

Repará con un serum, según sea el caso se deben utilizar activos reparadores, anti edad, reafirmantes o despigmentantes; así también, crema hidratante, reafirmante o despigmentante mediante masajes.

Es fundamental usar protector solar para protegerte de los rayos solares, los responsables del fotoenvejecimiento.

Exfolia la zona de manera suave y circular cada 20 o 30 días, para renovar la piel, aplicá una mascarilla fría y reparadora para devolver a la piel su aspecto luminoso, fresco y jovial.

Todo debe ser guiado por un profesional, para que los resultados sean duraderos y efectivos.



Tratamientos profesionales

Hay diversos tratamientos estéticos profesionales de máxima eficacia para la zona del cuello, papada y escote, que se elegirán de acuerdo a la evaluación y diagnóstico previo.

Entre ellos, uno de los más destacados es la radiofrecuencia, la cual mejora notablemente las arrugas y flacidez de manera progresiva. Los peelings químicos y mecánicos en estas zonas provocaran una renovación y regeneración de la piel.

La mesoterapia introduce en la piel de vitaminas, oligoelementos, colágeno, ácido hialurónico, células madre y otros activos que rejuvenecerán el cuello y escote, disminuyendo la flacidez y manchas, y eliminará la papada. El Hifu y la crioterapia, son tratamientos reafirmantes. 

Consejos

* Dormí boca arriba

* Date duchas con agua fría, en el rostro, cuello y escote

* Consumí bastante agua y alimentate sanamente

* El uso del celular es otro factor para que el cuello se arrugue y salga papada, ya que este se dobla por completo hacia abajo. Te recomiendo que a partir de ahora levantés el celular a la altura de tus ojos.

FUENTE: Asesoría: Valeria Cortez/Facebook: Fisiototal/Instagram: @fisiototal_scz.

Comentarios