Escucha esta nota aquí

Los cumpleaños, la Semana Santa, el Carnaval, la Navidad y el Año Nuevo son motivos para organizar un festejo y cocinar un plato específico en cada región del país, que se ha convertido en sello de la gastronomía típica ancestral.

Es el fruto de la investigación del chef Fernando Catalán, jefe de gastronomía de la UDI, para elaborar las recetas del último módulo de los cursos de capacitación a distancia, denominado 'Cocina Festiva Boliviana'.

De esta manera, el docente explica cada plato elegido para el curso que se publicará en la revista Para Ellas, de EL DEBER, cada miércoles, desde el 1 de diciembre.

Uno por uno



La sopa tapada es un plato originario de San José de Chiquitos y característico de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Esta preparación, era muy solicitada para celebrar cumpleaños y fechas especiales. Sin embargo, fue perdiendo popularidad con el paso de los años, aunque, aún está presente en el recuerdo de muchos cruceños y es una escudilla que emplea insumos característicos del oriente boliviano.



El puchero cochabambino es tradicionalmente preparado para celebrar el Carnaval. Plato indispensable y muy solicitado para estas fechas. Combina diferentes ingredientes estacionales como el durazno o la pera y utiliza insumos propios de los valles. También es preparado en otros departamentos, pero con algunas variantes. Su origen está relacionado al puchero español que fue adaptado con los insumos bolivianos.



La carbonada es un plato religioso tarijeño, preparado para Semana Santa. Es una costumbre popular en algunos departamentos cocinar doce platos que no contengan carne para esta fecha en específico y la carbonada es uno de ellos.



El mondongo es representativo de Sucre. Tiene un origen muy antiguo, desde la época de la colonia. Se cree que tiene una fuerte influencia de parte de la cocina afro - boliviana y desde su existencia se consideraba como un plato especial para celebrar fechas importantes. En la actualidad es costumbre preparar mondongo para la fiesta de Todos Santos.



La picana es un plato que tiene una variación en cuanto se refiere a ingredientes según el departamento donde se prepare. Sin embargo, es única y exclusivamente preparada para la cena de Nochebuena y Navidad. En Potosí destaca este platillo porque su origen se ve radicado en este lugar desde la época de la colonia.



El lechón al horno es una preparación muy típica boliviana para festejar las fiestas de fin de año, para esperar el Año Nuevo. Su preparación es bastante sencilla, pero demora tiempo en hacer. Normalmente la preparan desde temprano para degustarla a medianoche.

Reservá ya tus seis ejemplares con el voceador de tu zona, en los supermercados y farmacias autorizadas.  

Comentarios