Escucha esta nota aquí

“Perder peso y adelgazar puede ser muy sano, si la dieta o dietas que se siguen se hacen adecuadamente. Pero una dieta de adelgazamiento que tiene como objetivo bajar muchos kilos en poco tiempo (en una semana, tres, cinco días) puede ser más peligroso que el sobrepeso. Vamos a darle algunas sanas ideas para perder peso y otras que le servirán para mantener su figura ideal”, indica la nutricionista Rita Medina.

 

Antes de empezar una dieta

Entre las muchas dietas existentes elija la más adecuada dependiendo de su edad, perfil y estilo de vida. Si sigue una dieta muy estricta consulte con un nutricionista sobre la conveniencia del plan nutricional en cuestión.

- Las dietas más efectivas y rápidas para adelgazar no siempre son las aconsejables o equilibradas para el cuerpo. Las necesidades de calorías o de quema de grasas que su actividad exige deben considerarse, entre otras necesidades. Es mejor seguir dietas personalizadas y siempre con un plan nutricional a largo plazo.

- Dude de las dietas milagrosas. No pueden ser muy beneficiosas y eficaces si se controlan las cantidades o constituyen ayunos o semi ayunos sin control del especialista. No abuse.


Tras la dieta

Hay que mantener el peso y estar sano. Adopte un estilo de vida saludable. Olvídese de las dietas drásticas, hipocalóricas, hiperproteicas a base de preparados de laboratorio, como las sopas ‘quema grasa’, etc. Trate de vivir sanamente, frenar la obesidad cada día controlando las calorías haciendo una dieta bien balanceada, sin pasar hambre y sin riesgos para su salud.

Consejos para todas las dietas

•Diseñe con seriedad y realismo su plan y trate de ajustarse lo más que pueda a la dieta elegida. Tómeselo muy en serio. Hay cosas que ayudan, mejor si tiene la guía de un profesional

Lleve una agenda en la que anote todo tipo de incidencias, especialmente: peso, (al levantarse), puntos en los que se haya saltado su dieta, dolores de cabeza, estómago o malestares en general.

Haga público su compromiso de perder peso. Muchas personas lo llevan en secreto y esto aumenta la dificultad.

•Hable de ‘su reto’ -al menos entre la familia y amigos con los que más se relaciona-, coménteles que si quieren ayudarle le apoyen y no le ofrezcan alimentos o snacks que se conviertan en tentaciones, piense que es por su bien, que le comprendan ayudará mucho. 

Huya de los ‘quema grasa’ y regímenes sin esfuerzo, tome conciencia de que sí le costará mucho, pero al final llegará la recompensa.

Aproveche para realizar actividades saludables y adelgazantes: andar, poner énfasis en alimentos muy sanos, lea sobre nutrición o consejos para mejorar su salud.

•Tome conciencia de los beneficios de rebajar peso, tales como la reducción de colesterol, problemas cardiacos, disminución de riesgos de ciertos tipos de cáncer asociados a la obesidad, fortalecerán su voluntad.

•Imagínese más ligera, intente visualizar sus ventajas algunos minutos por la noche inmediatamente antes de dormir (de veras que funciona), ropa que de nuevo podrá ponerse, caminar y moverse más rápido, bienestar en general.

•Beba mucha agua o líquidos e infusiones en general. Las dietas buenas nunca limitan el líquido. Fíjese como mínimo una meta de 3 litros diarios, según su peso, ‘más peso más líquido’.

Trate de ir al baño todos los días regularmente. La eliminación es importante y contribuirá al éxito de su plan nutricional.

•Duerma ocho horas y temprano antes de la media noche. Dormir poco, engorda. El sueño insuficiente provoca la generación de la hormona que estimula el apetito e inhibe la que da al cerebro señales de sacie dad, tal como han señalado investigadores de la Universidad de Chicago, recientemente.

•No olvide si adelgaza mucho en pocos días y lleva una dieta muy rígida consultar a un especialista si se siente mal con frecuentes dolores de cabeza y fuerte estreñimiento. Especialmente si la dieta se prologa en periodos amplios entre 7 y 15 días.

Nutricionista: ritamedina@gmail.com

Comentarios