Escucha esta nota aquí

Patty Llobet es una experta en tratamientos de belleza, hidratación y nutrición natural de la piel. Ella aconseja que, en esta temporada de invierno, no solo conviene aplicar los productos de belleza de las mejores marcas, se torna vital seguir una alimentación rica en nutrientes y antioxidantes. Comer bien significa cuidar la salud y lucir una piel siempre joven.


Entre las frutas, la naranja es un alimento perfecto para reforzar nuestras defensas y muy necesario en nuestra dieta, es un producto natural que contiene diversos beneficios para el cuidado y la rutina de belleza. Esta fruta rica en vitamina C, ayuda a prevenir enfermedades, actúa como protector de infecciones y propicia una buena digestión, por lo que esto también se traduce en nuestra piel la cual se verá más sana y radiante al tener un organismo sano.


Antioxidante

La piel de la naranja funciona principalmente como un antioxidante. Esto se traduce en una eliminación muy eficaz de los radicales libres, que evita que las células de la piel se deterioren y así la mantiene más radiante, saludable, y prevenida contra el foto envejecimiento (el daño que provoca años de exposición al sol).


Los antioxidantes se hacen necesarios para mantener una buena salud de la piel y del cuerpo mismo. Para ello debemos ingerir alimentos ricos en estos principios, cosa que conseguimos con alimentos naturales como las frutas y especialmente la naranja.


Para ingerir o administrar la naranja a través de nuestro cuerpo, lo que mejor suele funcionar es tomarla en un vaso de zumo recién exprimido y que sea natural. También es más habitual comer una pieza de esta fruta directamente. Aunque estas no son las únicas maneras de hacerlo. A la hora de tomar la naranja y que tenga sus beneficios en nuestra piel, también podemos hacer una infusión con una base de su corteza. Podemos mezclar con varias clases de té o hierbas medicinales, aunque eso ya depende del gusto de cada uno. Lo que sí tienen en común todas ellas es el resultado en calidad de belleza.


El calcio y la vitamina C

Estos componentes son complementos perfectos al hablar de belleza, pues permiten una renovación más rápida y eficaz de las células de la piel. Por un lado, la vitamina C actúa contra la oxidación natural de la piel, mejorando su aspecto, y por otro el calcio es esencial para reagrupar las células y mantener la consistencia de la dermis. Más naranja, más belleza.


Facebook/Instagram: pattyllobet

Comentarios